Paciencia y Carles Pérez refuerzan el ataque; Carreira, rumbo Vila-Real

El Celta va afinando poco a poco su plantilla de forma definitiva y, tras cerrar esta semana los refuerzos en la parcela defensiva, ultima a estas horas dos de los fichajes que aumentarán la competitividad en la parcela ofensiva. Se trata de Carles Pérez y Gonçalo Paciencia, que llegarán a lo largo del día de hoy viernes a Vigo para dotar de efectivos a un ataque que contaba únicamente con Iago Aspas como efectivo.

Gonçalo Paciencia
Gonçalo Paciencia ha sido el nombre sorpresa de la jornada. Lo ha revelado el periodista italiano especializado en mercado de fichajes de 'Relevo', Matteo Moratto. Paciencia, a sus 28 años, ha rescindido su contrato con el Eintracht Frankfurt, club al que llegó en junio de 2018 procedente del Oporto después de un desembolso de 3 millones de euros. Ha sido el ariete suplente del club germano, campeón actual de la Europa League, y con el que ha marcado 20 goles en 85 partidos. Se trata de una oportunidad de mercado, con la bendición de Luis Campos -y la luz verde de Coudet- y con idea de competir por un puesto como ariete. La idea del Celta, de todas formas, es la de realizar una apuesta todavía mayor para darle un acompañante de nivel a Iago Aspas.

Carles Pérez
Por su parte, Carles Pérez es probablemente el nombre del mercado en Casa Celta. Tras unos interminables flecos -la operación lleva varias semanas muy encauzada-, el jugador llegará a Vigo en las próximas horas para firmar su nuevo contrato como jugador celeste. El acuerdo con la Roma está cerrado y sólo falta la firma del jugador para oficializarlo. Aterriza como cedido con una opción de compra que ronda los 8 millones de euros, además de incluir en el acuerdo varias cláusulas por objetivos, entre ellas una que supone el traspaso automático del jugador al Celta si se dan unos determinados objetivos que no han sido desvelados. 

Sergio Carreira
La salida del día la ha protagonizado Sergio Carreira. El canterano celeste viajó ya rumbo Castellón para formalizar su llegada como cedido al Villarreal B. El jugador, que no cuenta para Coudet, emprende una nueva etapa en Segunda División tras su gran desempeño en el Mirandés. La novedad, este año, es la inclusión de una opción de compra que se guarda el Villarreal por 10 millones de euros para el próximo verano (2,5 millones a pagar en 4 temporadas). Un asterisco que ha supuesto numerosas críticas en el entorno social del club y que la entidad olívica justifica dando a entender que era la única opción para llegar a un acuerdo y que el propio Villarreal no dio otra posibilidad. 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS