El celtismo responde a la cita ante el Genk

A falta de veinte días para el encuentro de ida de los cuartos de final de Europa League, el celtismo ha acudido a Balaídos durante toda la pasada semana para adquirir entradas, llegándose a producir colas a lo largo de la tarde de ayer.

El ritmo de venta es tan alto que tan sólo quedan 900 entradas por venderse, con 4 gradas a punto de llenarse. En la grada de Tribuna, por ejemplo, sólo queda un asiento por venderse en la zona baja, y en Marcador y Río Bajo, la situación es similar. De querer adquirir más localidades, los aficionados del Celta deberían hacerlo para las gradas de Río Alto y Gol, donde quedan alrededor de 950 entradas por ser vendidas.

Este alto ritmo en taquillas sería imposible sin la movilización del celtismo, que tanto por redes sociales como por iniciativas por parte de las peñas, ha conseguido aprovechar la iniciativa del club para que cada socio pudiese retirar dos entradas con su abono al 50% de su precio original. 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS