Hirving Lozano da el visto bueno para fichar por el Celta

Hirving Lozano es, hoy por hoy, uno de los nombres que más suenan en Plaza de España como posible primer refuerzo de cara a la próxima temporada. La semana pasada os contábamos que Felipe Miñambres se encontraba en México iniciando conversaciones, entre otros, con este polivalente atacante de Pachuca, club con el que el Celta tiene desde el pasado mes de noviembre un convenio de colaboración. El director deportivo también ha valorado la opción de Jesús Gallardo, carrilero zurdo de 22 años que juega en el Pumas y que es internacional con México desde septiembre del año pasado. Por su parte, Lozano, o 'Chucky' Lozano -como se le conoce allí-, es una de las grandes promesas del balompié mexicano. Es un futbolista muy móvil, que aparece por todo el frente de ataque, si bien su posición ideal es la de extremo zurdo.

A sus 21 años todos dan por hecho que 'Chucky' dará en verano el salto a Europa. Y ahí es donde el Celta tiene mucho terreno ganado. Según ha informado el periodista André Marín de 'FOX Sports', en una información que recoge 'MARCA América', este fin de semana Lozano se reunió en un hotel de la Ciudad de México con Felipe Miñambres. Fuentes cercanas al jugador confirmaron que el 'Chucky' dio su visto bueno para incorporarse a la disciplina celeste. Sin embargo, el obstáculo de la cuestión puede estar en la negociación entre los clubes.

Según esta información, la oferta del Celta será de entre 10 y 12 millones de euros, aunque el pasado mes de enero Pachuca rechazó por su futbolitsta ofertas de 20 millones. Un hecho que dificultaría su llegada a Vigo, pues se tratan de cantidades inabarcables para la entidad celeste.

Miñambres presenció el martes el encuentro de Pachuca ante Saprissa en la Liga de Campeones de la Concacaf, un choque que se llevó Pachuca por 4-0 en el que Lozano marcó el último gol. A raíz de este partido, el director deportivo celeste elaborará el informe final del jugador para presentárselo en Vigo a Eduardo Berizzo. 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS