Orellana ya negocia con el Valencia

Con las maletas en la puerta, Orellana busca ya salida. El Celta desea encontrarle equipo cuanto antes, una vez Eduardo Berizzo ha decidido no volver a contar con él mientras sea entrenador por una grave falta de respeto del jugador la pasada semana. Hoy Felipe Miñambres, director deportivo celeste, confirmó que buscan salida al chileno, siendo una venta preferible a una cesión.

Según apuntan desde Chile y desde Valencia, el próximo destino del talentoso mediapunta sudamericano podría ser el Valencia CF. Jugador y club ché ya han comenzado a negociar, según estas fuentes, una posible llegada próximamente. La cifra que pide el club olívico está entre 3 y 4 millones de euros, cantidad asumible para la entidad dirigida por Lay-Hoon, bajo la sombra del magnate Peter Lim. De la cantidad que perciba la entidad viguesa, un 40% viajará hasta Granada: el club andaluz se reservó un alto porcentaje de una futura venta cuando traspasó a Orellana al Celta hace ya cuatro temporadas.

"No hace falta ni que pida perdón"
«Conmigo no puede jugar más». Con esta dureza se refirió Berizzo a la situación de Orellana, apartado del equipo el lunes por un caso de
indisciplina. El técnico del Celta de Vigo compareció esta mañana como correspondía en la víspera del partido de cuartos de final de Copa, justo el día después de que se conociera el irremediable desencuentro entre preparador y futbolista. La decisión del argentino es permanente e irrevocable, un parecer que compartió con la plantilla y con el club. Según el propio Berizzo, la institución apoya este proceder. 

Al parecer, el atacante chileno habría incurrido en «una falta de respeto», descrita como «inaceptable en lo personal y lo colectivo» en palabras del entrenador. De esta forma, y mientras Berizzo dirija a los celestes, «el jugador no pertenece al equipo más». Como consecuencia, se ha instado a Orellana a encontrar un nuevo destino fuera de Vigo. Sin ser la intención de Berizzo el «ventilar intimidades», sí explicó que no puede pasar por alto «una falta de respeto de tal calibre» y que su posición es «firme».

El de Cruz Alta zanjó el asunto aseverando que, en el momento de comunicar este parecer al insubordinado, no pidió disculpas «ni hacía falta». «Le he comunicado mi decisión y se acabó el tema».

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS