Pione no entiende de trámites

Sabía Berizzo que el partido era un mero trámite para el Valencia y rotó ligeramente para dar descanso a los hombres más importantes tras la carga de partidos de la pasada semana y la proximidad con la jornada de Liga. Los de Voro, con la mente centrada en la competición doméstica y dando la eliminatoria prácticamente por imposible tras el 1-4 de la ida, sacó un once de suplentes y canteranos.

La primera mitad se desarolló con la tranquilidad prevista ante el contexto del partido. Con un Valencia muy inocente en todas las líneas y el Celta dejando transcurrir los minutos sin apenas presionar arriba a su rival, que no llevaba peligro  sin ser en disparos lejanos. Al igual que el Celta, intentando encontrar espacios a la espalda de la zaga Valencianista sin apenas ganas. Tan sólo Pione Sisto parecía con la motivación suficiente para reivindicarse en busca de más minutos. Suya sería la mejor jugada de los primeros 45 minutos, cuando a la media hora de juego enganchó un balón en el centro del campo, y condujo la contra hasta el borde del área, cuando busco a Rossi, que no acertaba a rematar con potencia. Así, sin más novedades, el árbitro enviaría a ambos equipos a los vestuarios

La segunda mitad empezó con la entrada de Parejo por parte de Voro, dotando al Valencia de más intensidad y haciendo que éstos subiesen las líneas y buscasen con más ganas la meta de Sergio. Sin embargo, sería el Celta quien se adelantaría en el marcador con un disparo de Rossi desde fuera del área, pegado al palo, inalcanzable para Jaume Doménech. Berizzo, metió a Marcelo Díaz para intentar cortar el ritmo Valencianista, pero poco duraría el plan, ya que un mal pase de Cabral propició el gol de Vinicius Araujo ante Sergio, que ponía el empate en el marcador. Rossi, sería, de nuevo, quien podría dar ventaja al Celta, pero su disparo se marchó desviado. Pione Sisto, al igual que en la primera mitad, sería el hombre más activo del Celta, ubicado en banda izquierda. Suyo sería el gol que daría la victoria a los locales tras una falta magistralmente ejecutada cometida sobre él mismo. En un partido sin apenas historia, el Celta cumplió con el guión previsto.

De esta forma, el global de la eliminatoria quedaba 6-2 y el Celta aseguraba así, su presencia en los cuartos de final de la Copa del Rey un año más

 
BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS