Arde el celtismo

Ardiendo de celtismo. Así llego ayer el autobús que trasladaba a los jugadores olívicos a Balaídos. Tras salir pasadas las siete de la tarde de Beiramar, les esperaba en la bajada a Balaídos (calle Manuel de Castro) un recibimiento espectacular, propio de héroes. Pasillo de fuego multitudinario en el que las bengalas se convirtieron en protagonistas de una bienvenida estelar. 

Todo esto en medio de un ambiente tremendamente festivo. Aficiones de Celta y Athletic compartieron una larga previa hermanados, exenta de incidentes y propia de la idílica normalidad que tanto se pide en el fútbol. Envidiable, desde luego. Al ritmo de Miudiños y Foliadas, se fueron preparando todos para recibir de forma especial a sus jugadores una jornada más. 

Centenares de bengalas empezaron a arder al tiempo que el autobús se iba a acercando. En el centro de la carretera quedaba ya sólo un trozo de asfalto rodeado por una lluvia incandescente. El rojo, símbolo del ardor celeste y color de la cruz de Santiago que portan al pecho los vigueses, se hizo dueño de los cielos de Balaídos para homenajear a los héroes de guerra que están destinados en la farragosa tierra del descenso. La misión va cogiendo cuerpo, si bien falta camino por andar. 

Ayer ese rejuvenecido celtismo volvió a recordar al mundo entero que hasta el final no se rendirán. Porque no. Porque hay motivos para soñar. Y que si se muere, se hará con las botas puestas. Como siempre. Trabajo, sacrificio, dignidad y orgullo. Valores gallegos, valores vigueses. Y también valores celestes.

 

{youtube}

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS