Un dilema para Berizzo

Berizzo tiene un problema, si es que así puede catalogarse, con sus extremos. Al buen momento de Théo Bongonda tras verse discutido por una parte de la afición se le suma un Pione Sisto que se reivindica cada vez que tiene ocasión, y lo hace de la mejor forma, sobre el césped.

El último partido ante el Leganés permitió ver que el extremo danés, recién incorporado este pasado verano al club, tiene mucho fútbol en sus botas. Explosividad, regate, verticalidad e intensidad podrían ser perfectamente las cualidades de este futbolista, que en Butarque, volvió loca a la defensa local. Las sensaciones de Pione Sisto se tradujeron en un penalti cometido sobre él que convirtió Guidetti cuando el extremo estaba más que dispuesto a lanzarlo. A su buen partido ofensivo, en el que completó más de la mitad de los regates que intentó, se le puede sumar un despliegue defensivo ejemplar, algo que es fundamental para Berizzo. El danés, con 8 recuperaciones, se mostró solidario con Carles Planas, su compañero de banda ese día.  El único pero que se  le podría poner es su tendencia a ser demasiado individualista. Tendencia provocada, probablemente, por las ganas de demostrarle al ‘Toto’ que puede contar con él desde ya.

Por otra parte, Berizzo ha venido contando con Théo Bongonda como titular desde el inicio liguero, siendo prácticamente indiscutible para él. A pesar de un comienzo dubitativo, el belga se ha asentado y ha despegado tras el gol que le marcó al Granada en Balaídos. En ese momento, su fútbol, que parecía bloqueado en los últimos metros del terreno de juego, dejó a la vista a un futbolista mucho más combinativo, eléctrico y efectivo en el sector más determinante. 2 goles y 5 asistencias avalan su crecimiento tras ese partido. A sus características, muy similares a las de Pione - velocidad, desequilibrio y verticalidad - debe añadirsele un mayor rigor táctico que al danés, provocado por ese tiempo de ventaja que suma a su compañero en el equipo, lo que le ha ayudado a adquirir todo lo que Berizzo exige asus futbolistas sobre el césped más allá de lo puramente balompédico. 

Si nos vamos a la estadística, Theo Bongonda suma un total de 1,758 minutos esta temporada, siendo uno de los futbolistas más utilizados por Berizzo. En ese tiempo, ha anotado 2 goles y repartido un total de 5 asistencias (entre las 3 competiciones) en 24 partidos, terminando 12 de ellos. En cambio, Pione Sisto, con 1360 minutos en su haber, casi 400 menos que su compañero; suma 3 goles y 3 asistencias, mostrándose como un futbolista mucho más resolutivo y decisivo en los metros finales en cuanto al gol y generoso en las asistencias pese a contar con menos participación y  haber terminado tan sólo 9  partidos de los 27 partidos en los que ha contado con minutos, siendo la mitad de ellos en el perfil diestro, a priori, un lado que le favorece menos que el zurdo.

Berizzo tiene a dos grandes futbolistas entre los que elegir para el extremo. Ver a los dos jutnos sobre el césped, repartiéndose ambos extremos, no es lo más habitual, aunque quizás, sea la mejor forma de hacer justicia con dos futbolistas que crecen a cada minuto que disputan.  

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS