Uno a uno: Leganés 0-2 Celta

Berizzo: 7. Las rotaciones de Berizzo no habían desentonado del todo en Anoeta y, ayer, ante un rival sensiblemente inferior a la Real Sociedad, marcaron el ritmo del partido a su antojo. El gen competitivo del ‘Toto’ aparece también en los suplentes, aunque es evidente que sigue necesitando la plantilla los refuerzos que lleva pidiendo desde junio. Faltó imaginación y fluidez.

Sergio: 5. No le probaron demasiado pero no fue su mejor noche. Lo poco que llegó el Leganés fue a balón parado, y ahí el de Catoira volvió a mostrarse dubitativo e inseguro.

Mallo: 7. Sigue a un muy notable nivel. Ayer no le exigieron demasiado en lo defensivo, pero fue solvente cuando intervino y subió siempre la banda con mucho criterio: haciendo daño y en los momentos indicados. Indiscutible.

Sergi G.: 7. Solvente en las escasas oportunidades que intervino, y notable por alto. Apenas sufrió el Celta en ese aspecto.

Fontàs: 6. Limpieza en la salida de balón. Y poco más. Poca, o muy poca, incidencia tuvo en el partido el de Banyoles.

Planas: 6. Cumplió el lateral catalán, con algún que otro error en la primera parte, pero seguro casi siempre. No le exigieron tampoco demasiado.

Radoja: 8. Gigante partido el del serbio, especialmente inconmensurable en la segunda parte. Notable en lo físico y genial en lo táctico: siempre bien colocado, siempre anticipándose y siempre dando al balón la salida más fácil y, habitualmente, la mejor.

Tucu: 6 Más gris que el serbio estuvo el ‘Tucu’, impreciso con el balón en los pies y sin acabar de imponerse en el centro del campo. Su mejor nivel será necesario el jueves en las semifinales de Copa.

Señé: 4. Hace falta mucho más para jugar en este Celta. Suma 900 minutos el centrocampista catalán esta temporada y su rendimiento es, hasta el momento, deficiente. Necesita cuatro toques para jugar, lento repartiendo, sin creatividad arriba y sin incidencia en el juego ofensivo del equipo. Su titularidad se debe únicamente a la ausencia de futbolistas específicos en su posición.

Lemos: 6. Debutó de la mejor forma posible en Liga: con gol. Lo hizo todo bien en su tanto: la recepción, esa ‘reviravolta’ y la definición. Eso sí, poco más dejó en Butarque. No generó superioridad por banda ni se asoció con brillantez arriba.

Sisto: 8. Estelar el danés que, cada vez que juega, demuestra que su adaptación a la Liga empieza a ser cosa del pasado. Es divertidísimo verlo jugar. Acrobático y driblador. Puede que se líe o que no acabe de asociarse bien, pero desequilibra. Y eso es básico para ser un gran futbolista a estas edades tan precoces. Ayer él fue el picante de un soso partido.

Rossi: 6. No acaba de estar cómodo. Siempre deja detalles de auténtica clase, pero le falta la finura para convertir o, quizás, la suerte de volver a ver puerta. Esa suerte que volvió a darle la espalda con una lesión muscular que le obligó a retirarse antes de tiempo del terreno de juego.

Guidetti: 7. Un auténtico coñazo para los centrales pepineros. Incordió lo incordiable, descargó a las mil maravillas en la jugada que acabó en penalti y lo convirtió para celebrarlo como un héroe junto a su afición. Es difícil sacarle algo negativo al sueco, siempre peleón, siempre trabajador y siendo día tras día una fuerza carismática que asombra allá por donde va.

Jonny: -.

Jozabed: -

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS