Uno a uno: Eibar 1 - 0 Celta

Berizzo (e.): 3. La alineación fue toda una declaración de intenciones: el jueves hay una cita excepcional ante el Standard y esta jornada liguera no tenía la misma trascendencia en la planificación del técnico. Sigue sin afrontar en condiciones el regreso de los internacionales y de nuevo efectuó demasiados cambios y probaturas para la altura de campeonato en la que nos encontramos. Fracasó el intento de encajar a Mallo en medio campo y el conjunto nunca estuvo cómodo con la defensa de cinco. Desde el comienzo del partido el Celta mostró menos intensidad que el rival y sólo con los cambios de la segunda parte y una disposición más natural pudo lograr el dominio, aunque era demasiado tarde.

Rubén: 7 (mejor jugador). Se encuentra en un momento de plena confianza y a buen seguro ha desplazado ya a Sergio como guardameta preferente. Ante el Eibar dejó varias paradas de mérito, mostró una gran colocación e inspiró seguridad en la salida, lo que es un avance considerable. Parece que ha vuelto a la senda después de más de un año sin lograr continuidad.

Mallo: 4. Mal partido del de Marín, al menos en relación a lo que se suele esperar del pilar y merecido capitán del Celta. No encontró un rendimiento aceptable ni acompañando a Radoja (demasiado impreciso) ni como carrilero (sin apenas aportación ofensiva). Pequeño bache en una temporada intachable.

Roncaglia: 6. Sigue justificando la inclusión al once titular. Se adapta a distintas situaciones y es todo un portento, lo que ayuda a compensar los desequilibrios de un equipo vertiginoso y endeble sin la pelota. De lo más positivo en la derrota.

Gómez: 5. Sin realizar un mal encuentro, el vigoroso central se dejó contagiar en el desorden y no logró cerrar la parcela propia ante el avance rival. Con todo, cumplió como acostumbra en las labores defensivas, sin demasiadas concesiones y con autoridad en el juego aéreo.

Fontàs: 5. Tuvo más peso en la creación que en el entramado defensivo, donde por varias veces apareció fuera de zona. Sigue acumulando minutos y es una gran noticia ver que ha superado una lesión terrible en lo anímico y en el tiempo de rehabilitación.

Planas: 5. Suficiente para el lateral izquierdo, que apenas tuvo acompañamiento por parte de Bongonda y que sufrió para cerrar la puerta a los atacantes armeros durante la primera mitad. Ya con Sisto en el campo apareció más en campo contrario.

Radoja: 7. Imprescindible. El serbio volvió a erigirse como el sostén físico y organizativo del equipo, con una madurez encomiable. Luchó en desventaja ante los de Mendilibar, siempre con una marca individual sobre él, a pesar de lo cual aguantó la situación y pudo dominar el encuentro en el último tercio de partido.

Wass: 6. La tempranera sustitución del danés, que llegaba procedente de los compromisos internacionales, le privó de participar en la parte más amable del encuentro, donde parecía que iba a ser decisivo. Durante la primera mitad tuvo enormes problemas para recibir el balón en ventaja, pero cada vez que se giraba hacia el arco contrario el Celta lograba acelerar y generar peligro. Necesita recuperar la plenitud física. 

Señé: 4. Mal partido de Josep. Entró en la guerra física que proponía el Eibar en la divisoria y enseguida se diluyó, desesperado y errático cuando recuperaba la posesión. Dejó una gran asistencia a Bongonda en el primer tiempo, pero poco más. Abusó de la individualidad. Debe entender qué necesita el equipo para poder destacar como lo que es, un atacante imponente en lo físico, trabajador y con una visión especial en la zona de tres cuartos de campo. 

Rossi: 4. No le salió nada al italoamericano. En un contexto complicadísimo ofertó lucha y capacidad de retener la pelota, pero en la zona decisiva se estrelló (literalmente) contra la ordenada defensa local. Entre los errores propios y los ajenos vivió una noche aciaga.

Bongonda: 3. Decepcionante. Continúa estancado en el nivel de pretemporada y comienza a ser preocupante. No está correspondiendo la confianza del técnico y volvió a errar ante la portería, aunque también forzó una pena máxima que obvió el colegiado. Debe aprender del descaro y la toma de decisiones de su compañero Sisto.

Hernández: 4. Entró en la segunda mitad para dar descanso a Wass y se le notó algo perdido, llegando tarde al corte y sin convencer en materia ofensiva. Es probable que pagara el esfuerzo del Chile - Uruguay de hace unos días, un choque de gran desgaste. Volverá más pronto que tarde a las actuaciones sobresalientes que le han colocado como la base del medio campo de Berizzo.

Sisto: 6. Compareció en sustitución de Señé y enseguida revivió la ofensiva celeste, atrayendo la atención de la zaga local y luciéndose en varias internadas. Le faltó concretar ese peligro hacia la portería de Riesgo. Cuando referencias como Orellana o Aspas no están disponibles, no debe faltar, pues de la nada logra crear el caos.

Guidetti: 6. Se nota que está fino en el plano físico y que cada vez que salta al campo aumenta la peligrosidad del conjunto. Relevó a Planas y se benefició de un Celta más cómodo con defensa de a cuatro, y a punto estuvo de lograr la igualada. Vuelve a ser el ariete que marca diferencias.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS