'Cuanto menos derbi sea el derbi, mejor para el Celta'

La consabida y manida frase de que “éste no es un partido cualquiera” adquiere en los derbis, del cariz que sean, su total expresión. Las emociones a flor de piel suelen marcar unos choques cuyos pronósticos son cada vez más inciertos. Los desarrollos inesperados y las reacciones poco habituales marcan encuentros rodeados siempre de una atmósfera tremebunda, recargada, de ésas que uno nunca sabe si benefician o perjudican a su equipo. Son puro fútbol. Por ello los análisis previos, tan definidos en otro tipo de partidos,  suelen llenarse de tantos interrogantes.

Por eso hemos querido charlar sobre #onosoderbi con Miguel Quintana, una de las cabezas visibles de ‘Ecos del Balón’ y reconocido analista. ‘Ecos’ es un proyecto periodístico altamente reconocido a nivel nacional y que presume de ser uno de los pocos rincones en la esfera digital donde el fútbol se trata sin forofismos, colores o polémicas. Nadie mejor que él para aportarnos una visión imparcial y meramente analítica de lo que puede deparar el derbi.

Un derbi que se presenta, sin lugar a dudas, Miguel, como uno de los más inciertos en los últimos años.
Estoy totalmente de acuerdo. Veníamos de años donde ambos equipos, mejor o peor, estaban definidos. El Dépor y, por supuesto, el Celta, que incluso ya con Paco Herrera era un equipo con las ideas muy claras. Pero este año estamos ante un partido en el que podemos dibujar el guión de cómo puede desarrollarse, pero ya no cómo manejen el partido, la respuesta a los goles, a las emociones,… Tengo dudas de que ahora mismo sean los dos equipos más preparados de la Liga para afrontar este tipo de encuentros.

Hablas del desarrollo del partido, que puede estar más o menos marcado. ¿Qué esperas encontrarte el domingo? ¿Cómo lo van a plantear los entrenadores?
Al contrario que otros años donde el Deportivo daba un paso adelante en ambición, esta vez creo que van a tratar de hacer un partido de menos riesgos, de menos intercambio, algo parecido a lo que hicieron el Calderón y les valió. Un partido de mínimos, cosa que al Celta creo que le viene mejor. Me explico: cuanto menos derbi sea el derbi, le vendrá mejor a los celestes. Un partido más tradicional, donde poder gestionar bien la pelota, en el que Orellana y el ‘Chelo’ Díaz puedan encontrar respuesta. Además creo que Orellana debe ser diferencial el domingo. Es el futbolista más preparado de los que están sobre el césped, y a partir de ese escenario puede encontrar el desequilibrio. Al Deportivo le puede interesar un partido de mínimos, porque en el intercambio de golpes creo que sale perdiendo.  

Intuyo entonces que no crees que el varapalo del Madrigal en unos y del Camp Nou en otros vaya a marcar demasiado el choque…
El derbi es una pequeña historia en sí misma. Cuando un club afronta esa semana, todo se relativiza, lo bueno y lo malo. Y eso le viene bien al Deportivo, que está sin Lucas y con un inicio desfavorable, sin encontrarse. Pero más que los resultados previos, creo que lo que va a marcar el partido va a ser la gestión de los golpes durante el choque. El cómo se rehagan a lo que acontezca durante. El Celta en los últimos 5 años ha sido bastante superior, y no lo ha conseguido plasmar de forma habitual. En un partido de emociones, y con un nivel tan irregular como están notando ambos, el momento de los jugadores y la gestión emocional del partido, tanto de los hechos como de los goles, puede marcar el devenir. Y ahí, en la gestión de emociones, creo que el Celta está más preparado.

Y será el primer derbi sin dos de los jugadores más diferenciales de La Liga la temporada pasada: Lucas y Nolito.
Sí, lo notarán los dos muchísimo. En su día ya dije que si a todos los equipos de Primera le tuvieras  que quitar a su mejor jugador, el más afectado sería el Deportivo. Lucas era el líder emocional y era el sistema ofensivo en sí mismo. A su manera, lo de Nolito era menos grave por la plantilla que tiene el Celta. Pero sí es cierto que han perdido a su brújula. Era un jugador que sabías que acaba produciendo, y ahora ya no tienen esa certeza de sumar goles, de partidos ganados que era lo que te daba el gaditano. Iago Aspas ha comenzado muy bien, supliendo en parte el ser la brújula que era el ahora jugador del City, y la realidad es que hasta hace poco llevaba un gol y de penalti.

Y esa disiminución de la producción ofensiva es sólo uno de los déficits que están llevando al equipo a ser tan irregular.
Es una cuestión que viene marcada por el juego. Su irregularidad es consecuente con el juego. Están cambiando la forma de jugar, como ya dijo Berizzo, más agresiva, con más velocidad, y Bongonda y Sisto que no acaban de responder. Y sin Orellana, hasta ahora, han estado también más descontrolados, incapaces de imponer su guion. Un claro ejemplo está en los enfrentamientos contra el Barça. El año pasado el Celta, cuando ganó el Barcelona, lo hizo a través del dominio futbolístico. Este año no. No dominó, ganó por los detalles. La incapacidad para mantener una línea de juego afecta mucha y propicia esa irregularidad. Respecto a la poca producción ofensiva, creo que Rossi, Guidetti y Aspas acabarán jugando juntos varios partidos, o al menos dos de ellos. Y conforme vayan pasando las jornadas, el equipo emocionalmente creo que dará un paso adelante. Pero es cierto que esta inestabilidad es algo peligrosa. El Celta siempre que salía al campo se reconocía. Este año no tanto, el partido ante el Villarreal es un ejemplo. Si no es reconocible, no podrán aspirar a lo del año pasado. Si logran estabilidad, y se reconocen, podrán aspirar lo del año pasado solventando lo de Nolito. 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS