Uno a Uno: Espanyol 0 - Celta 2

Quique García (EFE)

Berizzo: 5. Por partes: el míster vuelve a aprobar raspado por la agónica victoria final y el desempeño del equipo principalmente de medio campo hacia abajo. Sin embargo, este Celta está muy lejos; tremendamente lejos de ser el equipo que debería ser. Al menos, de parecerse al del año pasado. Sus cambios dieron sus frutos y Rossi determinó el choque, pero el técnico argentino debe empezar a plantearse si las disposiciones que está planteando de inicio son las más adecuadas.


Sergio: 5. No agarró un solo balón el de Catoira. No encajó, cierto, pero cada esférico colgado al área pequeña era un despeje defectuoso por parte del meta, que salvó los muebles más por demérito rival que por mérito propio.

Roncaglia: 6. Bien el argentino. Aunque duro como siempre, continúa dando muestras de su gran versatilidad, esta vez como lateral y carrilero en la banda derecha. Ayudó arriba y atrás estuvo solvente.

Cabral: 6. Bien el ‘Mariscal’, aunque discreto. Hoy pareció aproximarse a su mejor versión, pero sus pérdidas de balones en la salida dieron más de un susto al aficionado celeste. Esperemos que siga en esta línea ascendente.

Sergi Gómez: 5. Hoy más irregular el catalán, que pecó de exceso de motivación en varios tramos del choque. Cometió muchas faltas e incluso se jugó la expulsión, fue sustituido en el minuto 81.

Jonny: 5. El canterano no vivió una gran noche sobre el césped de Cornellá. Se mantuvo en el ostracismo casi todo el encuentro y apenas dejó muestras de lo que es capaz.

Radoja: 6. El serbio no lució como en otras ocasiones, pero no estuvo mal. Oxigenó bastante al equipo y liberó a sus compañeros en defensa. Sin embargo, el ‘Chelo’ le hizo demasiada sombra, en una posición en la que suele brillar más en solitario.

Chelo: 6. En la línea de Radoja. Al optar por la opción del doble pivote, ambos compartieron zonas similares sobre el terreno, y eso evitó que lucieran más sus virtudes. Fue sustituido en el minuto 74 por el ‘Tucu’, una buena decisión.

Wass: 4. Sigue sin hallar el rendimiento adecuado el danés. Contra el Espanyol estuvo, literalmente, como pollo sin cabeza. Nunca encontró su lugar en el campo, y apenas generó nada en ataque. Sus pérdidas de balones hoy en ¾ pudieron condenarnos.

Sisto: 6. Bastante bien el otro danés, que aunque desapareció por momentos, fue pura electricidad en otros. Por su banda llegaron la mayoría de jugadas ofensivas y finalmente se coronó con el gol definitivo. Tiene que soltarse: aún puede ofrecer mucho más.

Bongonda: 5. De nuevo resulta difícil calificar al belga. Apenas  generó, volvió a partir desde muy atrás sus jugadas y las pocas veces que realizó internadas peligrosas se difuminó como un azucarillo en la leche. Tarde o temprano, perderá la titularidad.

Aspas: 6. El de Moaña sigue siendo el pequeño gran estandarte del ataque celeste. Las pelea todas. En todas las jugadas interviene. Siempre supone un peligro para la defensa rival. No obstante… continúa librando una batalla por su cuenta que es difícil que gane. Mejoró con la entrada de Rossi.


Rossi: 6. Titularidad, titularidad, titularidad. El italiano ya no sabe cómo hacerlo ni cómo pedirlo. Quizá Berizzo no entienda el idioma del delantero, pero es ya la tercera vez que salta al césped y salva al equipo. Además, desborda, se ofrece, intenta cosas distintas… En fin, poco más se puede pedir.

Tucu: 5.  Entró en minuto 74 para cambiar el esquema de todo el conjunto celeste. Dio un nuevo aire a sus compañeros.

Mallo: -. Un cambio enigmático en el minuto 81. Parecía que servía para amarrar el empate, y justo en ese momento, el Celta marcó. Cosas del fútbol.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS