Giuseppe Rossi, el artista que siempre tiene retorno

Un tributo a la fortuna. El fútbol, que tanto le ha dado a Giuseppe, ha supuesto también un calvario; y de la misma forma que el aficionado quedaba, hace tiempo, maravillado por el talento del italiano, ahora le guarda un cariño agridulce. De la academia del Manchester United al Parma, y de ahí a deslumbrar en el Villarreal del Pellegrini tardío, Rossi llegó a disputar los registros goleadores de los incipientes Messi y Ronaldo: 13, 15, 17 y 32 goles en sendas temporadas hasta que todo se torció en octubre de 2011. Después de tres terribles lesiones en la rodilla que han marcado su carrera deportiva, buscará en el Celta continuidad y seguir siendo un atacante diferencial, aunque no alcance la espectacularidad de antaño. 

«Estoy orgulloso de haber ayudado a un campeón así a volver a ser competitivo. Pasó por grandes dificultades los dos últimos años, pero le hemos puesto en condiciones». Así se expresó Paulo Sousa, el director técnico de la Fiorentina, al confirmar la relación contractual de Rossi con el Celta. A estas impresiones favorables debemos agregar que ‘Pepito’ apuntaba a titular con la selección azzurra para el Mundial de 2014 –sufrió la segunda lesión grave en enero y llegó demasiado justo para la lista definitiva de 23; volvería a romperse en agosto–, y también una sorprendente aparición en el Levante a finales de la campaña pasada, con seis dianas y dos asistencias en 17 duelos. Estas dos etapas son la referencia positiva de un fuera de serie damnificado por la fragilidad física, y que sale del club toscano por la dura competencia. 

La incorporación de Rossi, ahora en plena forma, contribuirá a paliar la deficiencia creativa de este Celta tan vertical. En principio, el italiano nacido en Estados Unidos llega con vitola de segundo punta, para actuar presumiblemente por detrás de Aspas. ‘Pepito’ ha destacado casi siempre como acompañante: de Nihat, Joseba Llorente, Nilmar o Deyverson. También se maneja con eficacia en solitario, como demostró a las órdenes de Vinzenzo Montella durante el curso 13/14 del Calcio. 

¿Puede servir de ’10’, ese perfil tan demandado por Berizzo? En principio es factible, aun sin tratarse de un gran pasador. Primero, no le preocupa alejarse del área para construir, y sabe enlazar con los compañeros en todo el frente ofensivo; segundo, tiene una cierta pausa y controla el juego de espaldas, habilidades poco comunes en la entidad céltica;  tercero, genera ocasiones con facilidad y es todo un maestro del engaño, por lo que tiene esa capacidad de sorpresa necesaria para la demarcación. 

En el plano individual, Rossi destaca por los cambios de ritmo y la conducción elegante, con un látigo por pierna izquierda, rápida y precisa en el disparo. Es capaz de esconder la pelota y realiza amagos y recortes con suma facilidad. Si bien se coloca con inteligencia, tanto para protagonizar el ataque como para aparecer súbitamente, le falta algo de lectura para asistir al espacio. Se trata, en resumen, de un atacante sorpresivo, imaginativo y revoltoso, que mezcla magníficamente en las distancias cortas y que posee gran resolución ante la portería. Una pareja para Aspas, un respiro para Orellana.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS