Uno a uno: Real Madrid 2 – Celta 1

EFE

Berizzo: 7. Muy bien planteado tácticamente de inicio el partido por parte del entrenador. El Celta controló el centro del campo blanco durante toda la primera parte sin apenas grandes esfuerzos. En la segunda y sobre a raíz de los goles, el encuentro derivó más en un ‘correcalles‘ que no benefició a los célticos. Al menos, en esta ocasión Berizzo recuperó la identidad del equipo.


Sergio: 6. Buenpartido del de Catoira, que erró ligeramente en el primer gol de los blancos. Para el recuerdo, dejó diversas intervenciones voladoras con paradas fantásticas durante todo el encuentro.

Mallo: 5. Discreto el partido del capitán, que en muchos momentos se vio superado por las acometidas merengues. El de Marín se incorporó al ataque con bastante acierto, pero erró en numerosas ocasiones al replegarse.

Roncaglia: 5. Al argentino le sigue constando acomodarse a la dinámica celeste. De momento, asusta e intimida más al contrario, que ofrece soluciones a los nuestros. Impredecible.

Cabral: 6. Correcta la reentrada del zaguero por excelencia. Sin embargo, esta noche tenía ante sí un rival demasiado complicado. Supo plantarse y demostrar que es un valor seguro del equipo.

Jonny: 5. Tampoco brilló el de Matamá en el Bernabéu. Incluso es posible que estuviera más desacertado que su homónimo en el otro lado del campo. Debe volver a recuperar su mayor nivel si no quiere verse abocado al banquillo.

Radoja: 7. Sublime el partido del balcánico, que pide titularidad a gritos. Aprovechó la baja del Chelo para ponerse a los mandos del centro del campo y reducir las opciones del contrario durante casi todo el partido. Le faltaron ‘pilas’ los últimos 20 minutos.

Wass: 6. Bien el danés. Sin más. Dio salida de balón y se ofreció en ataque siempre que pudo. Esperemos que mantenga esta línea ascendente para recuperar su mejor versión cuanto antes.

Tucu: 8. El mejor del partido. Pedro Pablo Hernández se ha convertido a la chita callando en uno de esos jugadores que le otorgan esencia al conjunto. Sin él, los de Berizzo no son capaces de dominar en la medular. Con él, el Celta crea y destruye, y se equilibra de una forma pasmosa. Un lujo haberlo renovado.

Orellana: 6. Mal partido del chileno, que tuvo la suerte de maquillar con un tanto soberbio, de los que habitúa firmar. “El poeta” restó durante toda la primera parte, y aunque en la segunda pareció resarcirse, tampoco ofreció apenas nada más allá de su tanto.

Bongonda: 5. Sigue sin convertirse en el jugador que necesita el equipo. Aunque tiene un desborde y una velocidad propias de jugador ‘Champions’, le faltan aún mucha confianza y decisión en los últimos metro.

Guidetti: 5. Casi desaparecido el sueco, a excepción de la asistencia en el gol. Físicamente se le ve bajo, y todavía debe esforzarse mucho más si pretende arrebatarle la titularidad a cualquiera de sus compañeros en la parcela ofensiva.


Pape: 5. Bien el canterano, que apenas jugó 15 minutos. Le falta ‘rodarse’ y soltarse todavía en acciones de ataque, pero ofrece soluciones al centro del campo como cualquier otro de sus compañeros. Debe exigir más tiempo sobre el césped.

Aspas: -. Tuvo tiempo para “liarla” el de Moaña, pero está claro que, arrastrando estas molestias de los últimos días, es imposible que rinda como siempre. Apenas tocó dos balones en 20 minutos.

Sisto: -. Entró al campo con sólo 5 minutos por delante y no pudo entrar en juego.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS