Uno a uno: Celta 0 – Leganés 1

Xoan Carlos Gil

Berizzo: 4. El técnico argentino no supo dar con la tecla en el arranque liguero. El equipo estuvo irreconocible respecto al de las dos temporadas pasadas, campeonatos que solían empezar fantásticamente para los vigueses, y que en esta ocasión todo apunta a que no será así. Debe mejorar muchísimo si queremos, ya no dar la cara en las tres competiciones, sino salvarnos.


Sergio: 6. El de Catoira vivió un partido de contrastes. Salvó varias jugadas decisivas con sendas intervenciones espectaculares, pero volvió a mostrarse tan inseguro como siempre. Sigue sin ser ese candado que se le exige a un equipo europeo.

Hugo Mallo: 5. Discreto partido del capitán. Se contagió del bajo ritmo del resto de compañeros, y cometió errores de bulto en el pase. Aunque se incorporó al ataque con eficacia, en defensa, donde se le debe ver con mayor frecuencia, estuvo bastante errático.

Sergi Gómez: 7. El mejor del partido. Sin más. Y además, poco hay que añadir; fue el más seguro en el eje de la zaga, y salvó todo aquello que pasó por sus botas. Lástima que el resto del equipo no estuviese hoy a su nivel en intensidad y ganas.

Roncaglia: 4. Escaso estreno del central argentino. Concedió al contrario balones con sus malos pases que, en el caso de tener delante a otro oponente de mayor nivel, habrían convertido el marcador en una derrota escandalosa. Debe dar mucho más.

Jonny: 5. Similar análisis al de Hugo Mallo, aunque el de Matamá parece que pisó el césped de Balaídos con mayor intensidad. En la línea del final de temporada pasada (para bien o para mal).

Chelo’ Díaz: 4. Fatal partido del pivote chileno. Aunque aportó su habitual arrojo y pundonor, no fue el mediocentro que se espera de su categoría, y vivió más entre los centrales que en el medio del campo. Falló pases sencillos y tomó decisiones inexplicables. Lento e impreciso.

Wass: 4. El danés sigue irreconocible. Después de una mala pretemporada, continúa en una línea preocupantemente descendente. Sencillamente, apenas se le vio sobre el césped, y fue sustituido en el minuto 60.

Orellana: 4. Se le necesita, y así precisamente no. Tal y como jugó frente al Leganés, restó más que sumó. No completó ni apenas un regate con éxito, y el mediapunta chileno, todo electricidad habitualmente, se diluyó como casi todo el resto de sus compañeros.

Aspas: 6. El mejor arriba, y eso dice mucho de cómo estuvo el equipo en ataque. Fue el único que siempre se ofreció, combinó, y lo intentó con todas las que pudo. En su primer uno a uno contra el meta rival, consiguió marcar y se lo anularon, y en el segundo… bueno, era demasiado fácil para lo que suele regalarnos el moañés.

Pione Sisto: 4. Aciago estreno de la última incorporación celeste. Quiso y lo intentó, pero todavía le falta mucho para adaptarse a la dinámica de un conjunto que a estas alturas ni siquiera se tiene claro cuál es. Fue sustituido junto con Wass.

Bongonda: 4. El belga sigue sin convencer a nadie. Si acaso, al propio Berizzo. Mantiene un nivel demasiado limitado para un jugador de fútbol de esta categoría. Sí, aún es joven, pero se le necesita a su más alto nivel cuanto antes... y todavía nadie conoce realmente cuál es.

Guidetti: 5. Salió en un momento complicado e hizo todo lo que pudo. El sueco es un jugador querido en Balaídos y quizás hoy debió saltar al césped de inicio en detrimento de Sisto, con una disposición diferente. No obstante, todavía puede ofrecer mucho más.

Tucu’ Hernández: 5. Cambió el rumbo del encuentro en la medular. Aún no está al 100%, y se nota, pero cuando se recupere totalmente va a ser difícil discutirle el puesto. Un pulmón.

Señé -. Apenas entró en contacto con el esférico.

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS