6 apuntes del Nacional 2-0 Celta

1.- El plan B uruguayo hizo aguas. Fue un equipo con buenas intenciones pero tímido en la presión y con muchas lagunas tácticas, especialmente en zona defensiva, donde la diferencia de nivel respecto a los teóricos titulares se hizo más patente.

2.- Flan defensivo. Berizzo cambió a toda su defensa respecto al derbi frente al Deportivo. Entraron los teóricos suplentes –Lemos, Costas, Alende y Planas-, y fue la línea que más sufrió. Sólo Lemos cumplió, intenso en la presión y con mucha presencia ofensiva. Suspenso para los centrales, que se mostraron lentos y sin contundencia. Los dos goles uruguayos llegaron tras sendos errores defensivos.

3.- La diversión fue cosa de dos. La imaginación arriba partió de las botas de dos de los nombres que más han destacado en esta pequeña gira por Uruguay: José Naranjo y Brais Méndez. Fueron casi los únicos que dinamizaron un juego ofensivo casi nulo en la primera parte y que tuvo más continuidad en el segundo acto. Naranjo, que también se le vio afinado en tareas defensivas, volvió a dejar gotas de su innegable calidad. Y Brais es puro futuro. Le falta madurez para escoger la mejor decisión, pero apunta muchas maneras.

4.- Sin soluciones ofensivas. El partido de Borja Iglesias no fue precisamente bueno. No se le puede negar su entrega, pero es evidente que aún le queda para intentar luchar un puesto en este Celta. Lento, impreciso y ofreciendo ayer pocas soluciones a la ya escasa producción ofensiva del equipo. Bongonda, por su parte, aportó más pero está lejos del nivel que ofreció la temporada pasada. En sus botas estuvo una de las mejores ocasiones.

5.- Pantera. Partió como suplente pero tuvo que salir al poco de comenzar por unas molestias que tenía un sobrio Nemanja Radoja. Y Pape Cheikh volvió a demostrar que es, hoy por hoy, el futbolista del filial más preparado para dar el salto. Un portento físico al que Berizzo cuida desde el banquillo, marcándole la posición, corrigiendo el movimiento,… Se multiplica en el centro del campo y reparte con mucho criterio el esférico. Hay mucho jugador en Pape. Y cada vez de más presente.

6. Aspas, a un nivel superior. La entrada del moañés supuso para el Celta el poder crear peligro real sobre la meta de Nacional. No estuvo atinado en los metros finales, pero dejó varios recursos –asistencia, golpeos- propios de quien atesora mucha calidad en sus botas. Totalmente diferencial.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS