José Naranjo, instinto y gol

Velocidad, desborde, combinación, juventud, progresión y acierto de cara al gol. Estas son las características que definen, principalmente, a José Naranjo,  la última incorporación del Celta de Vigo para fortalecer el ataque y añadir una nueva variante al esquema de Eduardo Berizzo.

Naranjo es un futbolista rápido y vertical. Acostumbrado a partir desde el perfil izquierdo para finalizar la jugada en el centro. Su posición natural viene siendo el extremo zurdo, pudiendo también actuar como delantero centro pero sin ser referencia, ya que la movilidad es otro de sus puntos fuertes. Si recibe en el centro, encarará buscando portería, una combinación para intentar finalizar la jugada o un regate que le deje en una situación provechosa de cara a portería. Sus 16 goles y 4 asistencias prueban que es un futbolista al que le gusta vivir cerca del área. Estas singularidades, a priori, parece que le acoplan perfectamente al estilo ofensivo que propagó el Celta durante la última temporada

Futbolista imprevisible en la definición. Puede sorprender a su defensor o portero en el uno contra uno con un remate de exterior, interior o puntera, utilizando su pierna derecha. Esta tendencia a utilizar sólo la diestra favorece al futbolista a la hora de buscar el disparo a portería cuando arranca desde la banda izquierda. El juego aéreo tampoco es una debilidad, ya que gracias a su buena planta (1,82m), va bien de cabeza. Habiendo firmado algunos goles así en el Nàstic durante la pasada campaña, añadiendo, a su amplio repertorio, también alguno de falta directa. A la variedad de recursos que presenta ante la portería rival, debemos sumar un amplio elenco de regates, siendo muy técnico y elegante a la hora de driblar a su oponente, intentando salir siempre hacia enlinterior para potenciar su perfil bueno.

Como todo futbolista joven, José Naranjo tiene defectos que pulir. La adaptación al estilo de juego que propone Eduardo Berizzo será clave para un futbolista que, en el Nàstic se entendía a las mil maravillas con Emaná. El camerunés era su protector y su mejor aliado, tanto dentro como fuera del campo. Esto, sin duda alguna, ayudó al futbolista a coger confianza y explotar de la forma que lo hizo. Del entendimiento y química que Naranjo tenga con sus compañeros dependerá también su rendimiento en Vigo.

A sus 21 años, Naranjo ya ha crecido en el Nàstic en Segunda División. Su éxito en Vigo vendrá dado, en gran medida, por su adaptación y su acierto de cara al gol. Si sigue con la progresión realizada durante esta temporada, no cabrá la menor duda de que su incorporación ha sido un éxito rotundo.

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS