La decisión de Unzué bajo palos

Nueva temporada, nuevo entrenador y nuevas decisiones. El balón empieza a rodar de forma oficial en Balaídos el próximo fin de semana. Con la llegada del nuevo cuerpo técnico comandado por Juan Carlos Unzué, varias cosas han cambiado en el Celta. Durante la pretemporada, muchas de ellas ya han podido intuirse y apreciarse, pero, ¿quién estará bajo palos el próximo sábado en Balaídos?

Unzué, que de cómo funciona la portería tiene sobrada experiencia, deberá decidirse entre Sergio Álvarez, Rubén Blanco e Iván Villar para ocupar el puesto de guardameta en la competición de la regularidad. El nuevo técnico, que aseguró haber tomado ya su decisión, parece haberse decantado por Sergio Álvarez tras haber disputado éste los 90 minutos ante la Roma en el último encuentro amistoso y rendir a buen nivel durante los encuentros de pretemporada que ha disputado el club olívico.
Sergio, que ya coincidió con Unzué en la etapa de Luis Enrique en Vigo, acabó a buen nivel el pasado curso liguero bajo la batuta del “Toto” y parece que Unzué está dispuesto a aprovechar ese gran tramo final y potenciarlo, al menos, este inicio liguero. A sus buenos reflejos puede sumarse una mejora en la salida de balón respecto a años anteriores, lo que puede suponer una gran baza en el nuevo sistema de salida de pelota que emplea el técnico navarro.
Rubén Blanco e Iván Villar deberán esperar su oportunidad, presumiblemente, en el banquillo. El de Mos, que el año pasado tuvo encuentros en los que mostró un gran nivel, alterna esos partidos con otros más irregulares y periodos de inactividad debido a las lesiones, el gran mal  que debe evitar esta temporada si desea instaurarse en la portería del Celta a medio/largo plazo.

El caso de Iván Villar es el más complejo de todos. Su decisión de utilizar la cláusula que le permitía pasar a ser futbolista del primer equipo sorprendió, sobretodo por la competencia que existe bajo palos en la primera plantilla. La temporada pasada, Villar fue parte de la expedición del primer equipo gran parte de la temporada debido a las lesiones de Blanco, llegando a debutar en el tramo final liguero. Pero este año, con tan sólo dos competiciones, arañar minutos parece más complicado que el pasado curso. Al principio, se especuló con que saliese cedido en busca de los minutos que no tendrá en Vigo, pero a falta de 15 días para el cierre del mercado, pocos clubes han sonado como futuribles para esa salida.

Los tres guardametas deberán  lidiar esta campaña con una feroz y sana competencia dispuesta a hacerse con el puesto que, presumiblemente, ocupará Sergio a corto plazo. Parece que la portería, que no ha sufrido cambios en los últimos años, volverá a tener un guardián criado en A Madroa.


 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS