Chapuzas S.A.

El debut liguero de la que debe ser una apasionante temporada no pudo empezar peor. Ni en el césped ni en la grada. Porque si el espectáculo de los jugadores fue pésimo, lo que ocurrió en las gradas no se queda atrás. Ya la imagen de Balaídos era de todo menos decente, con Tribuna hecha cemento, unos focos accesorios colocados al más puro estilo ‘Manolo y Benito’ y una obra que avanza a menos ritmo que la Sagrada Familia. Y ya es decir. Gracias debemos dar que a última hora pasó las auditorías correspondientes y no hubo que ir a jugar a Braga.

El club, en las horas previas al partido, decoró el interior del estadio acorde a la nueva temporada. Largas láminas, a modo de vallas comerciales, bordeaban las gradas con colores negro y celeste, una combinación que resultaba desde luego atractiva y llamativa. El problema fue que las láminas que se colocaron en Río Alto ocasionaron un quebradero de cabeza a los hinchas que tenían su asiento en la fila más próxima a las vallas publicitarias, porque eliminaban un alto porcentaje de visión. De hecho, se registró más de un enfrentamiento dialéctico entre aficionados y operarios, requiriendo unos a otros la retirada de las mismas porque no dejaba ver lo que ocurría en el campo.

Las redes sociales fueron el lugar donde muchos celtistas dejaron sus protestas durante el partido, compartiendo fotos de la situación. Dantesca, cuanto menos. Imagínense que semejante situación le haya ocurrido a un abonado de Tribuna al que el club ha movido –obligándolo a acudir a la taquilla a por una entrada- y se encuentre, realojado, con este panorama.

Las quejas no se quedaron ahí. Numerosos abonados denunciaron que, de forma incomprensible, el suelo de sus butacas se encontraba inundado. También llamó la atención la tremenda suciedad de butacas y suelos. Eso, al parecer, ya va en el pack de regalo cuando renuevas tu abono con la mochila y la tarjeta de presentación, aunque pagues un 20% más.

Quizá las únicas notas positivas las pusieron los nuevos abonados de Tribuna Baja. Destacaron las nuevas butacas, la comodidad de la grada y los nuevos servicios, modernos y limpios. En contra, desde la peña Preferencia Celeste destacaron la poca visibilidad que hay en las filas más bajas.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS