Gracias, Paco

Gracias por todo, Paco.

Gracias por volvernos a hacer confiar y por llevarnos de la mano desde el pozo oscuro donde estábamos hasta Primera. Algunos creían que sería mucho más fácil de lo que está siendo, ya te veían jugando en Europa pensando que la salvación sería un mero trámite. Te encargaste de ponernos los pies en el suelo en todo momento y no te importaba que te señalasen como culpable si algo salía mal. Era lo más fácil y tú mismo lo hiciste en varias ocasiones. 

Te recordaremos como un señor dentro y fuera del campo. Con cariño y admiración. Como el entrenador al que la cabeza no le paraba. Gracias por la paz, tranquilidad y cordura que nos diste en momentos de desconfianza. Intentaste durante estas dos temporadas y media crear unión más allá del césped: una familia en el vestuario y una afición entregada a un color.

La polémica llegó pero el celtismo seguía confiando en ti. No es de recibo que un entrenador que nos dió tanto en tan poco tiempo, salga de la manera en que lo has hecho. Nunca te rendiste, siempre levantando la cabeza e intentando mejorar. Esa es la idea que comparte este equipo, nuestro lema, bajo lo que trabajamos y lo que nos enseñaron desde la cuna. Probablemente por eso hoy es un día triste para todos los corazones celestes que este domingo te buscarán en Balaídos y no te encontrarán.

El reconocimiento del aficionado, es completamente tuyo. Puede que hayamos discrepado en cambios, que nos hayan chirriado comentarios o que por momentos deseásemos una actitud diferente pero esta es tu despedida y no merece ser manchada por nada negativo. En la memoria celeste ya hay un lugar dedicado a Paco Herrera y eso es con lo que toda persona sueña, ser importante para alguien en la vida. No sé si te lo hemos hecho sentir así pero estoy segura de que sabes que aquí siempre vas a ser bienvenido y que allá donde vayas, si te encuentras un celtista, te saludará y abrazará con la más grande de las ilusiones. 

Vigo hoy amanecía triste, las redes sociales se retuercen de rabia y ahora mismo muy pocos se imaginan un Celta sin ti. Te echaremos de menos, te deseamos toda la suerte del mundo esperando que tu recuerdo sea como el nuestro.

Muchas gracias de corazón, Paco.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS