El futuro de Óscar García, pendiente de Marcelino

A Sede de la calle Príncipe es, a estas horas, un mar de dudas. La permanente incertidumbre. Hace dos semanas, previamente al enfrentamiento ante la Real Sociedad y sin que el asunto Hugo Mallo hubiese hecho saltar aún todas las alarmas, se dejaba entrever desde la directiva que los partidos ante el conjunto vasco y el Elche serían definitorios para el futuro de Óscar García.

En estos 15 días, el Celta, que sigue dependiendo de resultados ajenos para no caer al descenso, cosechó una sonrojante derrota ante la Real, arrancó un empate ante un flojo Elche y Hugo Mallo dejó de ser capitán tras una polémica que aún humea. El resultado es que la figura de Óscar García está más discutida que nunca y su puesto pende de un hilo.

El técnico catalán cuenta con dos bazas para su continuidad: la plantilla está, de forma mayoritaria, con él y la imagen ante el Elche fue sensiblemente mejor que la mostrada durante el resto de la temporada. Con un 4-3-3 con las figuras importantes de la plantilla partiendo como titulares, el Celta mostró un afilado ataque sin gol, con la complacencia, eso sí, de un conjunto ilicitano que concedió muchos metros. Esta mejoría, sin embargo, no es suficiente para los pesos pesados de la directiva, que buscan desde hace días un sustituto.

El preferido, el objetivo número uno, es Marcelino García Toral. Cuenta con el beneplácito de Felipe Miñambres y Antonio Chaves, dos figuras fundamentales -especialmente el grovense- en la toma de decisiones. Es Mouriño, gran valedor de Óscar, el que debería dar luz verde. Y, por la información que trasciende, parece convencido de que el cambio de entrenador sería positivo para el club. Pero, ojo. No cualquier cambio.

Marcelino maneja desde hace días una oferta del club olívico. Como informó Víctor López en Radio Galega, se trataría de una importante apuesta con un contrato largo de 3 años que permitiría amortizar el elevado salario del que fuera entrenador de Valencia o Villarreal, entre otros. Ayer sábado volvió a haber contactos entre altos cargos del Celta y Marcelino. La entidad olívica valora al técnico asturiano como una apuesta de presente y futuro. Como pieza clave en el proyecto de Carlos Mouriño.

De la respuesta definitiva de Marcelino dependerá en buena medida el futuro de Óscar García. No parece claro ni decidido todavía si el Celta activaría una opción B -suenan varios nombres, Berizzo entre ellos- o optaría por la continuidad del entrenador de Sabadell. Mouriño tiene en muy alta estima al mayor de los García Junyent, por lo que su posible recambio, para sustituirlo, debe convencer plenamente al presidente olívico. Tanto o más como le convence Marcelino García Toral.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS