Uno a uno: Celta 1-2 Athletic de Bilbao

Miguel Cardoso: 2. El Celta firmó el peor partido de la corta trayectoria del técnico portugués en el banquillo vigués. A este hecho podemos acusar varios factores, entre ellos la apatía de jugadores que deberían liderar el equipo o importantes ausencias en el once inicial, pero no se puede pasar por el alto el equivocado planteamiento del preparador de Trofa. Erró en la selección y posicionamiento de algunos jugadores, especialmente notorio en el caso de Fran Beltrán; no supo encontrar soluciones colectivas y, lo que es más grave, empeoró al equipo con cada movimiento que hizo desde la banda. Una noche para el olvido.

Rubén: 5. Partido correcto del guardameta mosense, que incluso evitó algún gol más en la cuenta del Athletic Club. No pudo hacer mucho más en ninguno de los dos tantos del Athletic, ambos precedidos de errores garrafales en la defensa.

Hugo Mallo: 4. Partido irregular del capitán celeste, que no estuvo especialmente acertado ni cómodo en el terreno de juego. Sin mayor problema a la hora de cubrir la portería propia, no tuvo tanto acierto a la hora de atacar la banda de Yuri.

Cabral: 2. Lo más reseñable del partido del argentino es que igualó a Valeri Karpin como quinto extranjero con más partidos oficiales en la historia del Celta: 218 ocasiones en las que se ha defendido la camiseta celeste. Después de ver su partido, sólo cabe preguntarse cómo ha logrado semejante proeza.

Araújo: 5. Acusó la falta de David Costas como compañero en el eje de la defensa. Con una línea defensiva tan adelantada se ven algunas de las grandes virtudes que atesora el mexicano, pero también cómo sufre si su compañero tiene unas características tan similares a las suyas.

Juncà: 3. Más acertado en ataque que en defensa, como es habitual en el ex del Eibar, pero su desempeño ofensivo en este encuentro (y en las últimas jornadas) no compensan en la balanza sus desfalcos atrás. Luciría más si pisase con más asiduidad la línea de fondo y colgara menos balones.

Okay: 6. El más acertado de los mediocampistas celestes. Le tocó hacer de pivote y también de líbero. El equipo agradece su presencia física y su buena lectura defensiva. En su debe, medir más sus intervenciones cuando ya había sido amonestado.

Lobotka: 5. Falto de minutos y, sobre todo, de mando. Si no lleva la batuta del equipo, le cuesta más. Personalmente, creo que él y el Celta funcionan mejor con el eslovaco encajado entre los centrales, aunque hoy no ha sido el mejor partido para juzgar el desempeño del 14.

Fran Beltrán: 5. Perdido como un pulpo durante gran parte de los minutos que estuvo sobre el tapete de Balaídos. Situado como improbable mediapunta y alejado de su zona de influencia, apenas aportó con balón y corrió kilómetros en vano. ¿El premio a su esfuerzo? El gol al borde del descanso.

Brais Méndez: 5. Gris partido del canterano, con más errores que aciertos con y sin balón. Intentó echarse al equipo a la espalda ante la ausencia de Aspas y la valentía y la personalidad hay que agradecerlo, todavía más en un futbolista de sus condiciones.

Boufal: 6. En un Celta sin brillo y apático fue el que más lo intentó con sus armas. Abusa de su regate, a veces demasiado en zonas del campo y situaciones peligrosas del partido. Le falta decisión a la hora de encarar la portería, pero fue el único que aportó claridad en la mediapunta viguesa.

Maxi Gómez: 6. No hay mejor reflejo de su trabajo que ver las veces que tuvo que retrasar su posición para tratar de que el equipo se moviera. Poco premio a su desempeño: sólo un balón al poste. Desquiciado con las pocas ocasiones que dispuso.

Pione Sisto: 1. Apático, indolente y aparentemente empeñado en boicotear su carrera profesional. El partido no iba con él y así lo demostró con su actitud sobre el campo. Señalado por Cardoso en sala de prensa.

Eckert: 4. Pudo anotar el empate. Minutos sin brillo del alemán, que no aportó mucho a un equipo sin ideas.

Hjulsager: -. Entró con todo el pescado vendido.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS