Un fichaje que no resuelve dudas

La llegada del gerundense de 24 años David Juncà a las filas del Celta supone, a golpe de abril –el contrato, según AS, se firmó el pasado mes de febrero-, el primer movimiento en la plantilla de cara a la próxima temporada 2018/2019. Un movimiento que genera, eso sí, varias dudas y abre un abanico de posibilidades para una de las posiciones más delicadas de la escuadra olívica.

Nadie sabe qué pasará con Jonny Castro, cuyo contrato finaliza en junio de 2019. Las informaciones son dispares. Unos afirman que renovará y seguirá. Otros, los que más, aseguran que cada día Celta y jugador están más distantes en sus respectivas posturas. Esta última vertiente va acompañada de una obviedad: el de Matamá será vendido al mejor postor este verano, antes de dejarlo salir gratis el próximo año.

De ahí que el fichaje de Juncà no resuelva dudas. El perfil del por ahora lateral zurdo del Eibar encaja mucho más en un escenario en el que Jonny Castro seguiría vistiendo como celeste la próxima temporada y el futbolista catalán sería su alternativa. Juncà no ha contado apenas en las dos últimas temporadas para Mendilíbar, jugando muy poco y siendo el suplente de Luna y José Ángel. Sin ir más lejos, apenas suma 15 titularidades en las 2 últimas temporadas. Este papel, de habitual suplente en un equipo con un pelaje inferior al del Celta,  no parece colocarlo como el próximo lateral titular olívico.

Este escenario, con Jonny en Vigo y Juncà como teórico suplente, dejarían en la puerta de salida a Robert Mazan. El eslovaco ha pasado totalmente desapercibido desde su llegada en invierno. Apenas 58 minutos aparecen en su registro, un dato que constata algo que ya se intuía: sigue lejos –demasiado, quizá- del nivel competitivo que ofrece un irregular Jonny. Varias voces apuntan, por ello, a que posiblemente se le busque una cesión en la próxima ventana veraniega.

La otra opción, quizás la más sorprendente pero la que parece que va cogiendo más peso, es la que apunta a un traspaso de Jonny y a que Juncà sea su sustituto. Algo llamativo, puesto que el lateral del Eibar está lejos de ser un lateral contrastado en la élite, que sería lo que debería buscar el Celta, a priori, para elevar el nivel global de una defensa que hace aguas por doquier. Sorprende, por ello, que un eventual traspaso de Jonny pueda llegar a ser cubierto por Juncà y Mazan, dos futbolistas que no parecen poder elevar de manera significativa el nivel del carril zurdo.

Otro escenario, éste ya mucho más remoto, incluiría la salida de Jonny, la cesión de Mazan y la llegada de un segundo lateral zurdo de un escalón superior a Juncà. No parece, con todo, una opción para la dirección deportiva.

Será el paso del tiempo, como casi siempre, el que vaya aclarando el terreno. No parece probable ni que la directiva ni que Unzué vayan a hablar sobre el asunto, siendo el navarro poco dado a desvelar planes y con la duda –cada vez más definida- sobre su continuidad en el proyecto la próxima temporada.  

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS