Las claves del Celta 1 - 1 Sevilla

En los primeros compases del encuentro todavía se palpaba el sentir de la dolorosa ida de Copa. Los de Berizzo, encomendados a no cometer errores, salieron a jugar agarrotados; el Sevilla, aún con siete rotaciones, comenzó dando avisos. El Celta necesitó tiempo para asentarse y, cuando al fin cogió algo de velocidad, logró forzar la expulsión del debutante Fazio. A pesar de la superioridad, los de celeste estaban escasos de ideas y se complicaban la vida en defensa, lo que dio alas al rival, hasta encontrarse con el gol de Carriço en un saque de esquina evitable. 

Reacción marca de la casa

La segunda mitad del encuentro no tuvo nada que ver. Siguiendo los pasos de un atrevido Bongonda, el único capaz de perforar la defensa de Emery en el primer tiempo, el conjunto olívico pasó a tener más llegada por ambas bandas. Planas tuvo la que es hasta ahora su mejor actuación del curso, algo endeble en defensa, pero con tremendo peligro doblando al extremo belga. Por el otro costado Jonny y Beauvue cumplieron un rol similar, aunque el canterano no tuvo una tarde acertada. A pesar del empuje y de las ocasiones, todos los remates se topaban con la defensa o con un fiable Sergio Rico. Hacía falta algo más. 
 

Doble cambio, doble acierto

En el minuto 61 Berizzo dejó al graderío patidifuso con dos cambios simultáneos. Chelo Díaz relevó a Radoja en la medular, y Jonny dejó sitio a Guidetti. El estreno en Balaídos del chileno fue inmejorable: desde el primer instante todos le buscaban, y él, ducho y con la confianza del técnico, dio una lección de organización y disposición ofensiva. Y si con el dorsal cinco el Celta se encontró más cómodo, lo mismo le sucedió a Aspas al lado de John, porque el sueco hizo la guerra con los centrales mientras el de Moaña se dedicaba a aparecer entre líneas. Ahí Iago, hasta entonces bien tapado, logró crear mucho más peligro. 
 

Wass, la navaja suiza

Para entender el partido es necesario seguir a Daniel Wass sobre el tapete. En los primeros cuarenta y cinco minutos llevó el peso de la creación y gozó de varias ocasiones desde la frontal del área, asumiendo las responsabilidades de Orellana, sancionado para esta cita. En cambio, cuando Jonny se marchó al banquillo, quedó como carrilero diestro: desde ahí logró desenredar la maraña sevillista. Sacó recursos técnicos, como la elástica, y buscó la profundidad para que la defensa rival tuviera que correr hacia la portería. Asistió a Beauvue, que es mejor cuanto más cerca del área, y el de Guadalupe se estrenó con la zamarra del trisquel. La falta de precisión en el remate salvó a los hispalenses de la derrota, pues pasaron todo el segundo tiempo asediados y sufriendo un diluvio de ocasiones. 

 

Puntuaciones

Berizzo (e.) 7

Sergio 5

Jonny 4
Cabral 6
Sergi 5
Planas 7

Radoja 7
Hernández 8

Beauvue 7
Wass 8
Bongonda 8

Aspas 6


Guidetti 6
Díaz 7

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS