Uno a uno: Celta 1-0 Espanyol

Berizzo: 8. Le salió redonda la jugada al argentino, que confió en Wass para el lateral y Mallo de central. Apenas se sufrió atrás, más allá del último arreón visitante. Acertó con los cambios -gran Borja- y fundamental el mensaje que envió tras la expulsión: nada de cerrarse, vocación ofensiva y a buscar el segundo. Sólo el infortunio impidió la sentencia. Él ha sido clave en la madurez de un equipo que, además de jugar bien, es sacrificado.

Sergio: 9. El partido del Benito Villamarín parece que no fue una coincidencia. Volvió a ser clave con dos paradones -especialmente meritorio el último- en cada una de las partes. Balaídos coreó su nombre para volver a llenar de confianza al de Catoira, que atravesó un comienzo de temporada con muchas dudas.

Daniel Wass: 7Se notó que no era una posición extraña para él. Dominó los mecanismos defensivos, aprovechándose de su velocidad, y aportó siempre que pudo ofensivamente. De hecho, fue una constante el verle subir la banda. Polivalencia en su grado máximo.

Hugo Mallo: 8. Alguien que no lo conozca no diría que Mallo es lateral y no central. Secó a Caicedo y completó un notable partido, siendo contundente, anticipándose a los ataques del rival y aportando también en la salida de balón. Partido total del de Marín.

Gustavo Cabral: 8. A su nivel habitual el argentino. Sólido como pocos, volvió a demostrar que es el mejor central del equipo. Seguro, contundente por alto y sin mostrar atisbos de nerviosismo. Mariscal.

Planas: 6. El más flojo del equipo. Su espalda fue lo que más buscó el Espanyol, especialmente cuando Burgui y Asensio saltaron al campo. 

Augusto: 8Incombustible el argentino, que se sacrificó en defensa incrustándose entre los centrales cada vez que el rival atacaba. El nexo perfecto entre defensa y ataque, orientando las jugadas y ejerciendo de pulmón cuando las piernas empezaban a flaquear. 

Tucu Hernández: 7 La expulsión -rigurosa- empaña un partido que estaba siendo notable. Se creció en el centro del campo, ganando prácticamente todos los balones aéreos y haciendo un desgaste difícil de ver pero necesario en defensa. Se pudo haber ahorrado el salto con el brazo en alto, que siempre se sanciona con amarilla.

Fabián Orellana: 9 (MVP) Realizó uno de los partidos más completos que se le recuerdan, y eso que se quedó sin anotar o asistir a alguno de sus compañeros. Omnipresente en el terreno de juego y desesperante para los defensores pericos. Continúa con la gran forma que lleva demostrando esta temporada, quizás la mejor de su carrera.

Bongonda: 7. Continúa creciendo a buen ritmo. Las sensaciones que el extremo belga deja son mejores a cada partido que disputa y comienza a postularse como un recurso importante de cara a la segunda mitad del campeonato. Le anularon un gol que debería haber subido al marcador.

Nolito: 7. Tras varias jornadas a un nivel inusual en él, dio muestras de mejoría. Estuvo más acertado con el pase y su regate, aunque sigue algo negado de cara a puerta. Su lesión puede venirle bien para desconectar y recuperar la frescura de los primeros meses, pero no deja de ser una gran pérdida para el conjunto.

Iago Aspas: 9Si alguien tenía que anotar el gol 2.200 en Primera tenía que ser él. Y qué gol, señores. La espectacular vaselina del moañés, con dedicatoria especial al hijo que tiene en camino, fue la guinda al gran partido que realizó en Balaídos. Está en un momento dulce y se nota en su fútbol.

Guidetti: 6. Dispuso de pocos minutos y su entrada coincidió con el repliegue del equipo, fruto del esfuerzo realizado tras la expulsión del Tucu. Con todo, cumplió con su labor de brega y presión, como viene siendo habitual.

Borja Fernández: 7. Entró para rearmar la medular y demostró que Berizzo no se equivocó con su entrada. Hay un futbolista más que interesante dentro de este joven vigués.

Pape Cheikh: -. Sin tiempo para poco más que aguantar y luchar cada balón.

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS