Mallo, preparado para actuar de central

La plaga de bajas defensivas ha superado la capacidad de previsión de Berizzo. De los seis zagueros puros que conforman el plantel del primer equipo, tan sólo tres estarán disponibles ante el Espanyol: Cabral, Planas y Mallo. Esta situación, que se originó en el feudo del Betis, obligó al debut del joven Alende. El central resulta del gusto del técnico argentino, pero la inexperiencia del canterano pone al equipo en un compromiso, justo cuando más tantos encaja por encuentro. Es por ello que Hugo Mallo ha estado entrenando en la demarcación de defensor central. 

Este movimiento, por supuesto, requiere de un nuevo inquilino en el lateral. En el carril podría actuar Wass, para el que es una zona natural, lo que a su vez dejaría un hueco libre en el centro del campo. Ello, a su vez, permitiría la continuidad de Bongonda, con Orellana de enganche, y un doble pivote Augusto - Hernández que ya se ha demostrado solvente. Esta serie de cambios perjudica la progresión de Alende, que continuará por una semana más en el banquillo. 

Las razones son varias. Para empezar, Alende lleva poco tiempo ejerciendo como central, ya que hasta que alcanzó edad juvenil era delantero. Las cualidades que demuestra lo colocan como una firme promesa, y como tal está por detrás de Goldar y De Amo en el filial. Berizzo no quiere perderle la pista, ni tampoco perjudicar el rendimiento del ‘B’, de ahí que haya acompañado al primer equipo en varias ocasiones. 

Al mismo tiempo, Mallo representa una solución altamente recomendable: fue central durante su formación, acumula siete temporadas en la élite, y dispone de aptitudes magníficas para la marca, la rectificación y el robo. Transmite tranquilidad con y sin la pelota. El nivel de concentración del de Marín puede resultar clave para evitar errores fatales como los acontecidos en las últimas jornadas.

Por si esto fuera poco, la presencia de Wass en el costado diestro mejora las condiciones ofensivas del Celta. Contar con el danés implica mejorar la circulación de la pelota sin perder verticalidad, sin olvidar la potencia en los libres directos, un arma que puede desatascar un partido difícil. Todos los cambios siguen la línea habitual en Berizzo: la experiencia y el atrevimiento para atacar cualquier dificultad. 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS