Guidetti, el cazador carismático

John Guidetti es un delantero volcánico. En el campo sólo le vale ganar y esa autoexigencia la transmite con aspavientos y gritos sentidos. El carácter competitivo le hace mejor futbolista, aunque también le ha granjeado críticas y amenazas de sanción por hablar de más. En contraste con esta faceta, John es un chaval de mundo, comprometido con causas nobles, y se gana a la afición con facilidad. Sin duda, la característica que lo distingue es el carisma.

El ímpetu y el liderazgo de Guidetti atrajeron la atención del Manchester City, interesado por la gran proyección del delantero centro cuando aún estaba en edad juvenil, aunque con los años esa visión se ha disipado por la falta de continuidad y algún que otro bache por lesión. Nunca alcanzó el nivel requerido por los ‘citizens’, de ahí que haya estado a préstamo en Burnley, Feyenoord, Stoke y Celtic de Glasgow. 

Sensaciones aparte, el ariete sueco ha mantenido buenos registros goleadores desde que firmó el primer contrato profesional. Quizá la peor ha sido precisamente la última campaña, en el Celtic, donde a pesar de bajar en minutos de juego terminó con 15 goles y 12 asistencias en 35 encuentros. Sí tuvo un gran desempeño con Suecia, al proclamarse campeón del europeo sub 21 hace apenas semanas; contribuyó con siete dianas en dieciocho encuentros entre clasificatorios y fase final. Esto, a la edad de 23 años. 

Las especialidades de Guidetti incluyen talento para el golpeo de falta directa y fiabilidad en las penas máximas. Es habilidoso para moverse en espacios reducidos y contra múltiples oponentes, aunque no es un regateador espectacular. Por sorprendente que parezca, esta destreza le viene de la infancia, de una larga estancia en Nairobi; en el Impala, club local, tenía que vérselas con muchachos más fuertes, por lo que no le quedó otra que adaptar su estilo y aprender a esconder la pelota.  

De considerable envergadura (1,84 m), en el área es el rey: tiene confianza, tamaño y cualidades técnicas para sacar máximo partido a cada pelota que le llega, de cabeza o con ambas piernas. Ciertamente maneja más la diestra, que le es natural, pero con la siniestra golpea con mortal precisión; suele ajustar bastante el disparo. Fuera de esta zona Guidetti es un jugador discreto, que interviene poco, que estira al equipo oponente y atiza en los balones largos gracias a un buen empleo del cuerpo, cualidad muy del agrado de Berizzo, vista su preferencia por Pablo Calandria, en O’Higgins, y por Larrivey la pasada temporada.

{youtube}

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS