Uno a uno: Celta 3 - 2 Espanyol

Berizzo (E): 8. No reservó nada para un choque en el que el Celta se jugaba el orgullo de superar los números de la 13/14. La saludable y valiente actitud del equipo es síntoma de un gran trabajo desde el vestuario y el banquillo. Las correcciones fueron oportunas y el juego no se resintió en ningún tramo del encuentro.

 

Sergio: 4. Antes de quedar vendido por su propia zaga, el meta estuvo rápido en un par de centros laterales. Ahí acabó el partido, porque zancadilleó a Sergio García en vez de intentar aguantar la posición ante el delantero. Tenía que haber estado más listo para no empeorar la situación.

Mallo: 8. Buen partido en términos generales, con gol de oportunista y dedicatoria a Oubiña. La única mácula, la falta de concentración en el gol de Stuani.

Cabral: 5. Enmendó una primera parte horrenda con un portentoso cabezazo cuando el equipo más lo necesitaba. La pareja de delanteros del Espanyol fue un tormento.

Fontás: 4. Al igual que su compañero en el centro de la zaga, Andreu estuvo fallón por arriba, despistado en la marca y poco resolutivo para robar la pelota. Necesita un toque de atención para jugar sin tantos riesgos. 

Jonny: 7. La banda derecha del visitante fue desapareciendo con los minutos, aplastada por el empuje físico y la motivación de un lateral imprescindible en todas las tareas. Gran temporada. 

Augusto: 9. Sensacional primero como pivote y luego con algo más de libertad. Ganó la partida en la medular con un nuevo derroche físico; el equilibrio de este Celta. 

Krohn-Dehli: 9. Se marchó el danés con asistencia de gol y un encuentro completo, contundente en materia defensiva y exquisito con la pelota. Dolerá su marcha. 

Orellana: 8. Estuvo en todas las jugadas de ataque. Aunque su precisión decae en los metros finales, sin el chileno el Celta carecería de velocidad y capacidad de sorpresa. 

Mina: 7. Es una bala y un dolor de cabeza. Va cogiendo maneras y desenvoltura con el balón. Noqueado por Casilla en una salida poco medida, dejó el sitio a Borja Fernández.

Nolito: 10. La sangre del Celta, hombre gol y reclamo para el espectador. Cerró la temporada con una rosca de cine. 

Larrivey: 7. Estaba enchufado, rápido en el área para tocar y recoger los balones que quedaban sueltos, pero la expulsión de Sergio le obligó a dejar el campo. 

Rubén Blanco: 7. Sin alardes, tranquilo, incluso demasiado tranquilo. Paró lo que tenía que parar. Siempre preparado.

Borja Fernández: 8. El Celta dominó el encuentro en parte gracias a la presencia de jugadores como Borja. El sacrificio defensivo y las coberturas del canterano dieron oxígeno al ataque para culminar la remontada.

Sergi: –. Salió de nuevo para taponar el centro del campo, esta vez en merecido homenaje a Krohn-Dehli. Tuvo cinco minutos de acción y mucho pelotazo.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS