Uno a uno: Celta 2 - 4 Real Madrid

Berizzo (E): 7. Orquestó un ataque de infarto, bien acompañado en la medular, siendo fiel a un estilo y a unos mecanismos que le afianzan como técnico. No obstante, no fue capaz de corregir los errores de planteamiento que dieron alas al rival, porque el equipo no jugó con la necesidad del Madrid ni consiguió subsanar los errores con el paso de los minutos. Hizo tres cambios en tiempo récord, intentando renovar la línea de ataque con todo lo que tenía a mano. Y el Celta dominó hasta el final.

Sergio: 5. El partido no requirió de ninguna exhibición. Pese a los espacios, el Madrid no bombardeó la portería. Y en las que le llegaron, Sergio pudo hacer algo más. 

Mallo: 7. El flanco mejor protegido. Se multiplicó para aportar en ataque sin dejar una autopista. Le faltó precisión arriba.

Cabral: 6. Era un partido francamente fastidiado. Con tantos metros para cubrir pudo ser mucho peor; el argentino se vació y presionó, con mayor o menor éxito, pero estuvo ahí.

Fontás: 5. Le tocaba gestionar la pelota y le faltó algo de calma. Protagonizó tres internadas que acabaron de forma trágica. 

Jonny: 4. No fue la noche del chaval. Siguió las marcas hasta el infinito, apoyó a Nolito en lo que pudo pero no consiguió aportar demasiado en la ofensiva. Y atrás lo pasó realmente mal con James.

Augusto: 8. Omnipresente. Dominó su zona y dio energía al equipo cuando más la necesitaba. Imprescindible, por la garra, por las transiciones, por las ayudas. 

Krohn-Dehli: 7. Le faltó algo de persistencia, de dosificación en lo físico, mas está claro que con él en el campo todo funciona. Condujo el ataque y estuvo contundente en materia defensiva. 

Orellana: 8. La posición que ocupa ahora en el campo le favorece sobremanera, porque elimina sus vicios. Elige dónde aparecer, cambia la velocidad del conjunto y asiste de maravilla. 

Mina: 8. Empezó fallón y poco a poco cogió el pulso al choque. Al espacio es una máquina y cuando se trata de marcar tiene instinto. Un gol que es el premio a la paciencia, al trabajo diario y a la concentración. Sigue faltándole algo de sentido posicional.

Larrivey: 6. La brecha que sufrió en la cabeza le complicó la vida, pero se las ingenió para aportar empuje y peligro por alto. Aguantó la pelota cuando sus compañeros necesitaron un respiro. 

Nolito: 9. Un fuera de serie. Noventa minutos de imaginación, cabezonería y técnica para dar la murga a los merengues. La aportación ofensiva del andaluz es inigualable. Fino, fino, fino. 

Bongonda: 5. Intrascendente; dio mas en el aspecto físico que en todo lo demás. Ocupó la banda derecha cuando Hernández entró a la mediapunta, y allí quedó aislado.

Hernández: 5. Falló demasiado en los últimos metros y no aprovechó el frescor físico para someter el medio campo visitante. Tenía que haber aportado mucho más, aunque la maraña defensiva del Madrid –hasta seis zagueros dispuso– no le dejó espacio. 

Charles: 6. Entrega, remate y desmarque. Sigue falto de puntería el carioca, que pecó de impaciente. 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS