Se agotan los cartuchos

Abel nada más llegar, e incluso antes Paco Herrera, habían incidido en la importancia de los duelos directos para lograr la salvación. Duelos que al Celta le han dejado muy tocado en las últimas fechas, tras las derrotas en Riazor primero y en el Iberostar después.

La crueldad del lunes en las formas de caer, aumentan, si cabe, la sensación de desesperanza en el entorno celeste. El conjunto de Abel mereció la victoria durante un buen tramo del segundo tiempo, pero la conformidad de los minutos finales acabó castigándola el tanto sobre la bocina de Giovani.
El técnico toledano varió su propuesta, retrasando un poco la defensa, eligiendo bien sus fichas e intentando juntarlas más. Tiró la primera mitad, pero lo intentó en la segunda parte. Ahí falto puntería y valentía arbitral. El problema reapareció a poco del final, cuando el Celta dio por bueno el punto y se encerró. Algo que este equipo está cansado de demostrar que no sabe hacer.


Sin tiempo para lamentos, el equipo vigués afronta ahora el que podría ser, esta vez sí, su último cartucho. El Celta lleva acometiendo “finales” y perdiéndolas una tras otra, y sin embargo la salvación sigue a tiro, lo que parece restar credibilidad a esa definición de “última oportunidad” de cara al duelo ante el Zaragoza. Después quedarán puntos, desde luego, pero no ganar ante los maños dejaría una situación bastante crítica para acometer lo que resta por delante. Tanto a nivel de necesidad de puntos como a nivel anímico, dónde la situación ya es bastante complicada. El tiempo se acaba, la reacción se requiere inmediata. Pero aún se puede, claro que se puede. Se acaban los cartuchos, pero mientras hay vida hay esperanza. 
 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS