Ilusión, descaro y diversión

Nos irá mejor o peor. Ganaremos más o menos. Pero si algo parece claro de cara a esta nueva temporada es que nos vamos a divertir con el Celta. Eduardo Berizzo ha sido inteligente y ha querido adquirir lo mejor del importante legado de Luis Enrique. Entre algunas de las valiosas cualidades que el asturiano imprimió en la plantilla están la intensidad y el descaro, detalles que cambian la forma de afrontar partidos y que el nuevo técnico ha querido, además de mantener, potenciarlas aplicándolas a su particular forma de disponer el fútbol.

La primera parte del Celta ante el Everton reflejó muchas de las virtudes que permitieron la temporada pasada una salvación tan holgada. Nolito y Orellana lideraron en todo momento unas líneas ofensivas muy dinámicas, con un nivel de intensidad pasmoso y con una capacidad para hacer daño que sacaba de quicio a Roberto Martínez, técnico rival. Junto a ellos, futbolistas como Krohn-Dehli o Álex López brillaron también en el centro del campo, cada uno en su cometido desarbolando a un conjunto inglés superado por todos los costados. Fue ataque tras ataque. La presión era tan asfixiante que no permitía al Everton la más mínima maniobra con el esférico. El Celta lo monopolizó por completo, tratándolo con cariño en el círculo central y con veneno en tres cuartos.

El hat trick de Nolito fue un mero símbolo de la aplastante superioridad de los vigueses en buena parte del encuentro. Los jugadores de arriba se implicaban en tareas defensivas y los zagueros, en especial Carles Planas, subieron la banda de Prenton Park en numerosas ocasiones. El Celta atacaba con numerosos efectivos y defendía con los mismos, ahogando cualquier salida limpia de balón del Everton, que recurrió mucho al balón en largo. Procuraban los de Berizzo estar atinados en los balances defensivos, en saber recular de manera satisfactoria. Así, mientras Krohn, Orellana o Nolito ponían el escenario patas arriba, Borja Fernández dotaba de sentido táctico a un encuentro por momentos bastante anárquico. El canterano se ha ganado a pulso las oportunidades y no es para nada descabellado pensar en un posible debut en partido oficial esta temporada.

En el debe, un viejo compañero de partida. La desconexión del equipo por momentos y una defensa con numerosos errores y ajustes por realizar son algunos de los puntos negros que nos deja una Gira por Inglaterra positiva en líneas generales. Ayer se pecó de nuevo de inocentes en fallos que costaron otra vez goles, a pesar de que los celestes –de verde ante el Everton- consiguieran remontar por cuarto partido consecutivo.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS