El Celta y su modelo de negocio

Como cada año, la empresa Deloitte presenta un informe acerca de los ingresos del fútbol mundial. Real Madrid y Barcelona encabezan la lista de los clubes con más ingresos del mundo con 518,9m y 482,6m € respectivamente. De estas cifras se excluyen los ingresos por traspasos y el IVA, además de otros impuestos.

Sin embargo, no son las cifras en bruto lo interesante para el análisis comparativo que realizaré con respecto al Celta, si no la distinta tipología de dichos ingresos y sus porcentajes con respecto a los ingresos totales. En el informe se distinguen: ingresos comerciales, compuestos por los ingresos de patrocinio y merchandising; ingresos en día de partido, formados por los ingresos de entradas y abonos; e ingresos de televisión, en los que se incluyen los ingresos televisivos nacionales e internacionales.

 Los ingresos televisivos de Real Madrid y Barcelona están muy por encima del resto de importantes clubes europeos. Esta diferencia no se debe a que la liga española sea más atractiva y el volumen de ingresos televisivos sea mayor, si no a un desequilibrio brutal en el que estos dos equipos cobran mucho más que el resto. Entre los grandes clubes europeos, los ingresos televisivos suponen entre el 25% y el 35% de sus ingresos totales. Real Madrid y FC Barcelona superan esta cifra, con un 36% y un 39% respectivamente. Los ingresos televisivos del Celta suponen un 70% de sus ingresos totales, lo cual es una cifra altísima y que genera varias preguntas y problemas. ¿Es este modelo de negocio, tiranizado por las televisiones, el mejor a seguir por un club de fútbol? En una liga tan desequilibrada y con pérdida de interés televisivo con respecto a otras ligas extranjeras como la Premier o la Bundesliga, la exagerada dependencia de los ingresos televisivos no parece serlo. Pero también podemos preguntarnos: ¿Cómo gestionar un cambio en este modelo sin que tus ingresos sufran un recorte considerable? Para responder estas preguntas podemos observar la tipología de los ingresos del resto de clubes europeos.

Los ingresos de estos clubes europeos son, en su mayor parte, comerciales. Así, podemos observar como clubes alemanes como Bayern München, Borussia Dortmund o Hamburgo, suplen unos ingresos sensiblemente inferiores en concepto de televisión y días de partido con elevados ingresos comerciales. Esto se puede explicar teniendo en cuenta los precios de las entradas y de los abonos de la Bundesliga. Precios bajos en este ámbito te lleva a crear una mayor masa social, susceptible de comprar merchandising, con lo que crecerían los ingresos comerciales, principal déficit de la economía celeste. Además, los ingresos en día de partido suponen únicamente un 10% de los ingresos totales, con lo que una bajada significativa en el precio de abonos y entradas apenas perjudicaría a la economía del club. Estadios llenos también contribuyen a aumentar el interés televisivo, dado que no es lo mismo ver un partido con las gradas vacías que uno en el que existe un gran ambiente, se escuchan cánticos y se ve animar.

Aparte de esta problemática en el modelo de negocio, cabe poner en duda la gestión que realiza el Celta de sus recursos para obtener ingresos comerciales. Agotamiento de existencias, escasez de tiendas, pésima gestión de la venta online y escasa amplitud de surtido son solo algunos de los problemas. Así, solamente se ve mermada la potencialidad de los ingresos y del club.

Lamentablemente no es el Celta el único equipo con esta actitud cortoplacista y la liga española en general se está pareciendo más a la liga italiana que a la pujante liga alemana, donde tenemos un espejo en el que mirarnos. 

Por Andrés Casal (@CeltaAnalisis)

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS