Análisis del rival: Real Madrid C.F.

Los inicios no son fáciles. Perder el último título de Liga antes de que empezase a disputarse fue el mayor fracaso de José Mourinho en la capital y, al tiempo que él salía, la directiva blanca, con Zinedine Zidane a la cabeza, no sólo buscó un sustituto acorde al nivel del portugués, sino que evaluó la plantilla y decidió dar salida a los jugadores que no dieron la talla. La llegada de Carletto supuso un cambio significativo con la época anterior, pues el Madrid empezó a sondear el mercado en busca de jugadores de innegable presente pero con mucho futuro; el resultado fue la llegada de Isco, Illarramendi y Gareth Bale, posiblemente uno de los pocos fenómenos mundiales que mejoraba lo que ya había en el mero aspecto individual. Al Madrid del italiano le ha costado arrancar en esta Liga BBVA 2013/14, pues la llegada de un nuevo técnico suele traer consigo cambios tácticos que permitan a los jugadores adaptarse al sistema y estilo de juego que pretende, un estilo de juego aparentemente similar al del portugués pero con las imperfecciones propias de unos futbolistas y un entrenador que todavía no se conocen como les gustaría.

Llegando a probar con tres esquemas distintos al comienzo del presente curso, Ancelotti ha acabado formando a sus jugadores, al igual que su precursor, en un 4-2-3-1. Lo bueno para el italiano es que cuenta con un frente de ataque demoledor y es que no hay club en el mundo que pueda presumir de tener dos chuts como los de Ronaldo y Bale, pues, a poco que tienen espacio para cargar la pierna, prácticamente garantizan un tanto. Si el luso o el galés disparan desde casi cualquier punto del último cuarto del campo, el portero tiene que sacar lo mejor de sí. Se han llegado a hacer planteamientos tácticos enteros centrados casi exclusivamente en tapar los disparos de estos dos jugadores, y claro, eso condiciona muchísimo al equipo rival.

Sin embargo, el Real Madrid de Carletto es mucho más frágil en defensa que el de José Mourinho. El principal fallo es que deja muchísimos espacios en su presión, ya que adelanta sus líneas buscando una pérdida del balón o el golpeo en largo, pero no siempre les sale. En algunas ocasiones, como contra el Villarreal, si el rival supera la primera línea de presión, se encuentra con mucho espacio a su espalda, espacio acentuado si Cristiano Ronaldo se descuelga para quedarse a la altura de Karim Benzema. En ocasiones el mediocentro que se queda rezagado decide compensar subiendo a la altura de su compañero, pero estas veces es la defensa la que decide no corregir su posición; esto se puede apreciar en

: la subida de Khedira no viene acompañada de una subida de la defensa, por lo tanto Cedric tiene mucho espacio para conducir en tres cuartos.

En cuanto a la salida del balón siempre toman al mediocentro más retrasado como primera opción. Con Xabi Alonso o Illarramendi hay mayor fluidez en el juego que cuando está Khedira. El alemán goza de muchas virtudes, pero la rapidez con el esférico no es una de ellas, así normalmente, ante esta ralentización del juego en la que muchas veces ha insistido Ancelotti, opta por aprovechar su potencia y conducción para llevar el balón hasta el campo contrario. Cuando no encuentran salida por parte del mediocentro, los centrales, normalmente Ramos, suelen buscar un golpeo largo hacia Cristiano Ronaldo.

Las posesiones se suelen realizar en estático, por lo que se requiere una constante movilidad de los jugadores. El problema la mayor parte de las veces es que, jugadores como Bale o Isco cuando parte desde la izquierda, son jugadores que tienden a transportar su juego hacia el carril central, por lo que se supone una acumulación innecesaria e improductiva de futbolistas; esto se ve acentuado si los laterales ofrecen amplitud, pero no profundidad. El anterior error se subsana fácilmente gracias a la movilidad de Karim Benzema: el galo, que no es un "9" al uso, cae constantemente a las bandas y compensa así los movimientos de sus compañeros y, mientras tanto, arrastra marcadores y va generando espacios que sus compañeros más creativos pueden aprovechar. Cuando se combinan la movilidad de Benzema y la profundidad de los laterales (sobre todo si es el del lado débil),

">el Madrid suele sacar petróleo.

XI tipo:

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS