El día en el que Hugo Mallo pecó de celtista

Hugo Mallo se ha convertido, casi sin quererlo, en uno de los protagonistas del derbi. Alrededor de él se generó una polémica que llegó hasta el vestuario del Celta unas horas antes de que comenzara el choque. Mientras viajaba en bus con la peña Iago Aspas, Hugo se sacó una foto con un cartel en el que se podía leer "Se vende Deportivo". El autor de la foto la subió a las redes sociales, causando un considerable revuelo.

Revuelo que, si bien en algunos casos fue exagerado, en muchos otros estuvo bastante justificado. Y es que un jugador del Celta lo es las 24 horas y el de Marín cometió ayer un acto de inmadurez que caló hondo en el vestuario, tal y como reflejaba Bermejo: "Cuando te duermes con niños te despiertas meado". Es honorable, que duda cabe, que Mallo hubiera decidido ser uno más en el viaje con la peña Iago Aspas, con el resto de aficionados y sintiéndose parte del celtismo pero, ¿había necesidad de sacarse una foto sosteniendo ese cartel sabiendo que lo único que podría hacer era calentar más el partido?

Ya en el estadio, el lateral optó por ver el partido en la grada visitante, con el resto de los casi 900 aficionados y como si se tratase de un hincha más. Una actitud poco habitual en Primera y que no gustó en Casa Celta.
Conductas la del bus y la del graderío que desprende celtismo a raudales, pero que no se ajusta a la imagen y a la responsabilidad que conlleva ser jugador de Primera División. Hugo Mallo, con cada gesto que hace, no se representa sólo a él. Representa al equipo, al club y a la masa social. Que no es poco.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS