Epopeya celeste en Málaga

Alicante en 1941 (0-5), Las Palmas en 1957 (1-6), Bilbao en 2002 (1-6), Málaga en 2013 (0-5). El Celta escribió ayer en La Rosaleda una nueva página en su libro de goleadas históricas a domicilio.*

Lo hizo partiendo de la misma idea de juego que una semana atrás había acabado en un mar de dudas ante el Levante, pero variando pequeños detalles determinantes. Con una defensa reforzada por el aporte de mayor experiencia de Aurtenetxe y Cabral junto a Fòntas y Hugo Mallo. Con Oubiña otra vez cerca de sus compañeros de medular. Con Augusto aportando garra y mucho trabajo a ese centro del campo. Con Álex López dónde mejor se desenvuelve, más cerca del área, del último pase, del remate a portería, del referente con el que enganchar. Liberado de cierto trabajo defensivo, concentrado en ser el pulmón del equipo, con fuerza para llegar y aportar más allá de ¾ de campo, dándole al bloque un plus en ataque.  

Lo hizo el Celta con efectividad, con malicia ante la meta rival. Con Nolito en continuo crecimiento en importancia, confianza y fantasía. Con Charles volviendo a marcar. Con un rival que no se aplicó tanto en defender, ni lo hizo tan bien en ese aspecto, como el Levante días atrás.

Al Celta le salió todo y al Málaga nada, sólo así se dan marcadores como el de ayer entre rivales de similar nivel. Pero que al Celta le saliese todo no fue casualidad. Luis Enrique al fin le encontró la tecla precisa a su equipo y la recompensa le llegó en forma de exhibición y victoria de escándalo para disipar todas las dudas acerca de la pegada de esta plantilla. Sin embargo, esa no fue la única buena noticia, pues también lo fue la consistencia defensiva del equipo, presentada ya ante el Levante, quebrada sólo a partir de un trallazo lejano de Diop. El trabajo del técnico asturiano y sus ayudantes empezó a verse, con más claridad, reflejado ayer. Aunque ya se venía intuyendo antes. Desde ahora, debería ser todo más fácil. Crecer desde este punto, añadiéndole a una idea definida de antemano, los retoques justos y necesarios. Luis Enrique tiene ya el puzle casi montado. Cada pieza en su sitio. La manera en que mejor funciona este equipo. La manera en que ayer nos brindó una alegría, un regalo futbolístico, una exhibición, una epopeya para las estadísticas históricas de este club.  

*Datos de Alberto Fernández 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS