Análisis del rival: Levante UD

Joaquín Caparrós ha dado con la tecla. Tras una dolorosa goleada en la jornada inaugural ante el vigente campeón, el Levante ha ido hacia arriba, en resultados y en juegos, cosechando dos victorias en Vallecas y Pamplona, cuatro empates y manteniéndose invictos durante seis jornadas, hasta que en la pasada fueran derrotados en el último momento por el Real Madrid. Las señas de identidad del conjunto valenciano siguen siendo un juego muy físico y una defensa muy correosa, pero echan en falta a un hombre-gol: ni Babá Diawara, ni David Barral están siendo capaces de garantizar el acierto a puerta que en las temporadas pasadas pusieron Felipe Caicedo, Arouna Koné y Obafemi Martins.

A falta de un delantero que sea sinónimo de peligro, se podría decir que los mayores argumentos ofensivos del Levante son sus dos interiores: Jordi Xumetra y Nabil El Zhar. Xumetra llegó este verano procedente del Elche, donde fue uno de los pilares del ascenso en el conjunto de Fran Escribá, y ha ido de menos a más, igual que el conjunto granota; es un jugador muy móvil, pues partiendo de la derecha tiende a ocupar posiciones más centrales, tanto en tres cuartos de campo como en la base de la jugada. En la otra banda, Nabil El Zhar debe consagrarse esta temporada como el jugador más peligroso del Levante; tras vivir un par de temporadas a la sombra de jugadores como Koné o Martins, el franco-marroquí debe ser la referencia de un ataque falto de gol: un buen disparo lejando, rapidez y gran capacidad de desborde son las virtudes que atesora este irregular extremo, que precisamente por su irregularidad ha visto como Ivanschitz le ha comido muchos minutos.

Olvidando la humillante derrota en el Camp Nou, la férrea defensa levantina sigue siendo su mayor seña de identidad. Ya no están hombres clave durante los últimos años como Munúa o Ballesteros, pero han encontrado sustitutos de garantías: Keylor Navas y Vyntra. El portero costarricense está demostrando ser de garantías tras ser el suplente de Munúa los últimos años y Vyntra cumple con el perfil de defensa granota: contundente, veterano y con mucho oficio pero poca salida de balón; junto a él suelen formar Llell, Navarro y Juanfran, un viejo conocido de la afición celeste. El Levante defiende juntando mucho las líneas y dejando mucho espacio en el lado débil de la defensa, y en esta faceta tiene mucha importancia el doble pivote de Caparrós: alinea a dos jugadores muy destructivos para evitar posibles combinaciones en espacios centrales. Otra seña de identidad es la marca al hombre en todo el campo, salvo dos hombres que van a por el que tiene la posesión.

Posible XI Levante:

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS