Análisis del rival: Atlético de Madrid

Diego Godín dijo este verano que el Madrid estaba ahora a la sombra del Atlético, argumentando el reciente éxito europeo y nacional del conjunto rojiblanco; entonces, la gente se dividía entre los que calificaban al internacional uruguayo como un loco y los que se mofaban de él hasta resultar desagradables. Lo cierto es que ahora mismo esas declaraciones no parecen tan lejos de la realidad: pleno de victorias en Liga y Champions, triunfo (y recital) histórico en el Santiago Bernabéu y una sensación de imbatibilidad pocas veces vista en el Manzanares. No son el equipo más técnico, ni el que mejor trato de balón tiene, ni el que mejor contragolpea, ni siquiera el mejor si analizamos posición por posición... pero el Atlético es un equipo especial precisamente por eso, porque es un equipo: trabajado, intenso, unido, no exento de jugadores con talento y, con algo muy importante en fútbol, que sabe cuándo, qué y cómo tiene que realizar su trabajo.

El responsable de este sorprendente Atlético tiene nombre y apellidos: Diego Pablo Simeone. El Cholo ha imprimido su fuerte carácter y los valores que lo llevaron a ser un jugador especial en su plantilla: intensidad los noventa minutos, fortaleza mental, velocidad en tres cuartos de campo, movilidad por todo el terreno de juego, gran sacrificio defensivo y múltiples ayudas al compañero; parece fácil decirlo, pero muy difícil conseguirlo y más durante los noventa minutos. Muchos consideran al argentino el mejor entrenador de Europa en estos momentos, y razón no les falta: ganaron a un Madrid que no perdía en casa desde hace un año y medio, fueron superiores al Barcelona en una doble vuelta y han roto una racha de 70 partidos del Porto sin perder en Do Dragao.

El futbolista que mejor representa los valors del Cholo es, como todo el mundo habrá adivinado, un viejo conocido del celtismo: Diego Costa. El delantero hispano-brasileño está viviendo un momento de ensueño, le sale todo y hace que al resto le salga todo; todavía se busca una defensa a la que

">por sus otras habilidades. Le gusta tomar contacto con el balón, así que baja a recibir para abrir espacios o cae a banda para aprovechar otros, y tampoco anda mal de puntería. Esta temporada, además, ha formado una sociedad letal con Koke que está asombrando a Europa entera, pues a estas alturas ya llevamos cinco goles de Diego a pase del canterano rojiblanco; se conocen y entienden a la perfección, por lo que Koke sabe dónde está el hispano-brasileño en cada momento y
">sólo tiene que levantar la cabeza para que Diego remate la faena.

Es algo complicado analizar ofensivamente al Atlético de Madrid, pero de primeras lo que observamos a simple vista es la total libertad de movimientos en los cuatro hombres más adelantados: Villa y Costa bajan a recibir a cualquier posición y Koke y Arda abandonan las bandas para ocupar el carril central, dejando así vía libre a las incorporaciones de Juanfran y el exdeportivista Filipe; mención especial merece Arda, un jugador con un talento difícil de calcular que lo sacrifica por el bien del equipo: tan pronto está casi como un segundo lateral, como comiéndose a Costa para que no proteste, como

">poniendo pases milimétricos para el remate del delantero. Mientras tanto, cuatro jugadores guardan la espalda atlética para iniciar el repliegue ante cualquier contraataque: los mediocentros en tres cuartos de campo para aprovechar rechaces y abrir líneas e pase y los centrales en la línea divisoria, marcando a los atacantes rivales.

En defensa se puede apreciar una formación 4-4-2 con líneas muy juntas, defensa adelantada y presión asfixiante a un central para recuperar pronto el esférico. La fortaleza defensiva del Atlético es, quizás, fruto de un once titular perfectamente definido, especialmente en la zona defensiva: Juanfran, Godín, Miranda y Filipe Luis guardan la portería de un Courtois que año a año se va confirmando como

">uno de los mejores porteros del mundo. En las jugadas de estrategia es en donde se ha destapado el Cholo como un magnífico estratega: el argentino ha diseñado un gran número de jugadas a balón parado que
">
">Miranda al primer palo. En defensa el Cholo opta por una zona mixta: todos los jugadores defienden en zona excepto dos, que se encargan de cubrir a los hombres más peligrosos del rival.

Posible XI del Atlético de Madrid:

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS