Uno a uno: Celta 1-2 Valencia

Cardoso: 2. Pinchada la burbuja de sus primeras semanas en el cargo, consiguiendo 7 puntos de 12 posibles, el Celta ha vuelto a la situación previa a la contratación del portugués: cuarta derrota consecutiva y cinco partidos sin conocer la victoria en los que el juego y sensaciones se han ido empobreciendo hasta verse sumido en esta deriva. Difícil destacar algún aspecto positivo de su dirección o planteamiento esta noche y da la sensación de no ser capaz de implantar su idea aunque se perciba cierta sintonía entre técnico y jugadores que nunca existió con el anterior inquilino del banquillo celeste.

Rubén: 5. Pese a cometer una salida propia de su rival por la meta celeste en el primer gol del Valencia, el cancerbero mosense completó una noche correcta bajo los palos con alguna parada de mérito. El error ya mencionado y el decisivo gol de Rodrigo impiden otorgarle una mejor valoración.

Mallo: 4. Que el fútbol no le acompaña desde que comenzó la temporada es un hecho que pocos se atreverían a negar, pero el nivel mostrado por el capitán las últimas semanas está muy lejos de ser el que se le presupone a un futbolista como el de Marín. 

Roncaglia: 4. Cuando lo más destacable de su partido es que no ha sido el peor de los cuatro integrantes de la zaga uno se hace una idea de dónde venimos al hablar de Roncaglia. Combina mejor que Cabral con el mexicano Araujo al ser capaz de maniobrar mejor en campo abierto, pero sus limitaciones son imposibles de disimular.

Araujo: 6. Otra de las pocas notas positivas del partido. De los pocos que han dado la cara en las últimas semanas y, en concreto, en la última hora y media de juego. Correcto en la mayoría de acciones, se le siguen viendo los problemas cuando le toca correr hacia atrás ante un delantero veloz. Anotó un buen gol a la salida de un córner, su segundo tanto como celeste, que finalmente sirvió para poco.

Juncà: 4. Su partido fue un calco de los anteriores, lo cual sería una noticia muy positiva si exhibiese las virtudes por las que se le contrató durante este verano. Por desgracia, sigue siendo errático en ataque y, por lo tanto, continúa sin compensar su nulo desempeño defensivo.

Jozabed: 4. Aparición insustancial. Trabaja, pero no es capaz de tapar unas carencias como mediocentro que se notan menos con Okay como compañero que con otro centrocampista como pareja.

Lobotka: 4. Físicamente muy por debajo de su nivel promedio y poco voluntarioso en tareas defensivas desde que volvió de la lesión, que en teoría no arrastra. Otro que cuajó un partido sin chicha, pero, y sin pretender exculpar al eslovaco, flaco favor le hacen sus compañeros si no se ofrecen cuando el 14 tiene el esférico.

Boufal: 4. Tiene un problema enorme en un futbolista de sus características y es que a 40 metros de la portería rival hace cosas que tendría que hacer a 15 metros y viceversa. Toda la malicia que exhibe en el centro del terreno de juego se esfuma en cuanto pisa la zona de tres cuartos. Además, da la sensación de que interrumpe el poco ritmo ofensivo del equipo cada vez que el balón llega a sus botas.

Sisto: 3. ¿Cuán preocupante es que hayamos llegado a un punto con el danés en el que verlo ofrecerse nos parece reseñable? Sigue siendo la sombra de su sombra y, llegados a este punto, hay que empezar a preguntarse por qué tanta insistencia con un futbolista que no está física y mentalmente para jugar, al que quizás le vendría bien un tiempo de introspección, en vez de utilizar su plaza en las convocatorias en otro futbolista que pueda sumar aunque sea un mínimo.

Brais: 4. Asistencia de gol para el canterano en un día en el que su estadística brilla bastante más que su juego. Lo intentó con algún disparo lejano, pero estuvo demasiado desconectado del resto de compañeros.

Maxi: 5. Es difícil ver este partido y no sentirse como el uruguayo: aislado, deprimido y visiblemente frustrado con todo lo que ocurre respecto al Celta. Mucho trabajo sucio sin recompensa y, sobre todo, sin acompañamiento. Desolador ver cómo pedía que el equipo se echara hacia adelante sin respuesta alguna. Seguramente sea el más feliz del club con la inminente vuelta de Aspas.

Mor: 3. Los últimos partidos me preguntaba cómo era posible que el actual Sisto fuera el que disfrutara de minutos y no él. Hoy obtuve mi respuesta que, por otra parte, tenía que haber supuesto. ¿Aptitudes? Todas las del mundo. ¿Deseo? No parece que el suficiente.

Hjulsager: -.

Fran Beltrán:-.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS