Uno a uno: Celta 0-1 Alavés

Mohamed: 2. Optó por una defensa de 4 y dio a Eckert la titularidad, con Maxi lesionado. Sigue sin encontrar un sistema que potencie al equipo, que brille por sus virtudes y que consiga enmascarar algo sus carencias. Todo lo contrario. Cada vez con menos ideas, más parcos en lo ofensivo y con la verbena habitual en defensa. Su apuesta por Eckert, por enésima vez, fallida. Los cambios empeoraron, también por enésima vez, el juego del equipo. Parece sentenciado.

Sergio: 5. Con muchas dudas en la primera parte y con su habitual querencia por vivir siempre debajo de los palos, creando dudas a su defensa. El gol rival, de nuevo, lo cogió casi dentro de su portería. Salva su actuación por el auténtico paradón que evitó el 0-2 de Ibai.

Mallo: 5. Gris el capitán, que apareció poco y estuvo desacertado en ataque. Correcto atrás.

Cabral: 5. A su nivel habitual durante esta temporada. Sin errores grotescos, pero lento y fácilmente superable.

Roncaglia: 5.  Similar actuación que la de su compañero y compatriota. En su línea. Algún error de bulto y con muchas dudas con el balón en los pies.

Junior: 3. Terrible partido del uruguayo. Desaparecido en ataque, falla de forma clamorosa en el tanto del Alavés. Desconectado.

Lobotka: 6. De lo más potable hoy, especialmente en el primer tiempo, donde recordó al Lobotka de la temporada pasada. Asociativo, dinámico y rompiendo líneas. El bajón físico en la segunda parte –acumuló muchos minutos con su selección esta semana- lo debilitó, amén de quedarse solo tras la retirada de Beltrán.

Beltrán: 6. Estaba siendo, con Lobotka, de lo mejorcito hoy. Un pulmón en el centro del campo. Acusó el desgaste en la segunda parte, aunque su cambio fue incomprensible. El Celta sólo empeora cuando el madrileño no está sobre el verde.

Brais: 4. Mala temporada la que está cuajando el canterano. Hoy, otra vez, participativo pero desacertado y con muy poco veneno. No dinamizó el juego ofensivo, apenas filtró pases que generasen peligro y sus disparos, que ya no es novedad, no inquietaron a un buen Pacheco.

Boufal: 7. Quizá el mejor de la noche, o al menos el que más peligró llevó en sus botas. Desequilibrante, rápido y siempre con la portería entre ceja y ceja. Merece la titularidad por delante de Sisto, de ahí el enfado de Balaídos cuando se marchó sustituido.

Aspas: 5 Es como si la dinámica negativa del equipo arrastrara al de Moaña. Bastante participativo, pero desacertado. Recibió casi siempre lejos del área. Aún así, junto con Boufal, fue quizás el que más inquietó al meta rival.

Eckert: 3. Desaparecido. Ni se impuso por alto, ni fue la referencia que sus compañeros necesitaban. Apenas entró en contacto con el balón. Para más inri, falló una clamorosa ocasión de gol. La apuesta del entrenador por él apenas se sostiene.

Emre: 5. Lo intentó, desbordó por ambos carriles un par de veces, pero sin inquietar al meta rival. Hoy, al menos, sí hubo actitud.

Pione: 4. Lo reconoció el propio Mohamed al término del choque. Mal partido del danés, que no desbordó nunca, no abrió el campo y no ofreció ninguna solución ofensiva cuando el equipo estaba más atascado. Boufal empieza a comerle la tostada.

Hjulsager: -. 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS