Uno a Uno: Celta 2 - Barça 2

Unzué: 8. Gran partido el planteado por el técnico navarro que, aunque sigue sin creer en la “irregularidad” como la tónica general de este equipo, la ratifica cada jornada. Las dos caras del Celta empiezan a estar cada vez más alejadas y, en esta ocasión, apareció la mejor. Sus cambios, acertados; aunque demasiado tardíos.


Sergio: 6. Apenas pudo hacer nada en los dos tantos encajados. Tampoco se lució, pero se mantuvo seguro bajo palos.

Wass: 6. Bastante bueno el encuentro cuajado en el lateral por el danés. Se desfogó en una posición que no es la habitual en los últimos años.

Roncaglia: 8. Increíblemente, uno de los jugadores destacados del encuentro. El paradigma de “si sabes hacer algo bien, no intentes hacer otra cosa”. Cortó y luchó hasta la extenuación con el cuchillo entre los dientes.

Sergi Gómez: 7. Muy bueno el partido del zaguero catalán, aunque la delantera culé lo sacó de su marca en muchas ocasiones.

Jonny: 6. Concedió un gol, pero fabricó otro. El lateral de Matamá se fabricó él solito la jugada para enmendar el error previo. Por lo demás, se sumó eficazmente al ataque.

Lobotka: 6. El pivote eslovaco rubricó uno de sus encuentros correctos (sin alardes), pero se hizo necesario en la medular.

Jozabed: 6. Trabajo, trabajo y trabajo. El sevillano, inédito desde hace dos meses, regresó al césped para demostrar de lo que es capaz con metros por delante. Acabó roto.

Brais: 8. Ya es titular, sin duda, en este equipo. Se ha erigido como ese interior con recorrido en la zona de la media punta que ve espacios donde nadie es capaz de verlos. Brutal su partido contra el Barcelona.

Sisto: 7. En su estilo tan característico, al menos el extremo danés estuvo contra el conjunto azulgrana atento y laborioso. Le puede su anarquía.

Maxi: 6. Dio una muy buena asistencia y completó un partido más que correcto. Le faltó olfato.

Aspas: 9. Una vez más, roza la excelencia el moañés. Sus números son estratosféricos, su trabajo inimitable y su calidad incuestionable. Al nivel de Maradona, marcó con la mano el gol del empate vigués.


Radoja: 6. Aunque apenas participó en el juego colectivo, sirvió para ayudar en la última media hora del encuentro con su buena anticipación.

Emre Mor: 6. Dio la asistencia del empate local. Sin embargo, aún se le ve carente de la actitud suficiente.

Boyé: 5. Erró un uno contra uno, que, de haberlo materializado, supondría la victoria celeste. Pero trabajó como el que más...

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS