Uno a Uno: Celta 2 - Eibar 0

Salvador Sas

Unzué: 7. No invitaba al optimismo el inicio del choque frente al Éibar en Balaídos. El Celta salió ‘al trantrán’ y los de Mendilíbar pudieron incluso marcar un par de goles en la primera parte. Sin embargo, los pupilos de Unzué reaccionaron tras el descanso y (previo ingreso de Emre) los celestes se llevaron los tres puntos con solvencia.


Rubén: 7. Muy tranquilo el de Mos (como siempre), pero sobre todo inspirando confianza y mesura a su defensa. Sin grandes intervenciones, pero con grata seguridad.

Mallo: 7. Un portento nuestro capitán. Más allá de la asistencia que da en el segundo gol, su entrega y sacrificio es nuestro emblema.

Sergi: 6. Aunque no estuvo demasiado acertado atrás, sí es cierto que pudo marcar dos goles si no fuese por la (justa) intervención arbitral.

Cabral: 5. Un partido muy irregular el del central argentino. Incluso mentalmente agotado se le vio. Se perderá el siguiente por cumplir ciclo de tarjetas.

Jonny: 6. Bastante bueno el encuentro disputado por el otro lateral canterano en las ayudas ofensivas. No obstante, le penalizó de nuevo su dubitativo carácter defensivo.

Lobotka: 6. El pivote eslovaco firmó uno de los partidos más discretos desde que llegó. Aunque no llega a ser “malo”, no está a la altura de lo que nos tiene acostumbrados.

Wass: 6. Acusó de falta de intuición en los movimientos más evidentes el danés. Su despliegue físico, lo mejor.

Radoja: 5. Inédito. Apenas apareció sobre el césped de Balaídos el serbio, que fue sustituido en el minuto 50. Poco participativo y falto de ideas, pero oportuno y sagaz.

Sisto: 5. Su sustitución al descanso habla por sí sola. El extremo danés, aunque no estuviese firmando su peor partido en lo que va de año, volvió a mostrarse desubicado y carente de puntería. Pide suplencia.

Maxi: 7. Otro tanto más que suma a su impresionante casillero. El ariete uruguayo, de hecho, hace y deshace en las defensas rivales a su antojo. Un auténtico monstruito.

Aspas: 8. Con qué poco hace daño nuestro ‘10’. Da la impresión de que, en cuanto se hace su voluntad, consigue obrar el milagro. Marca el primero y además está siempre donde se le necesita.


Emre Mor: 7. Salió y el Eibar lo sintió en sus propias carnes. Parece que, por fin, el extremo turco está listo para ser titular en este equipo. Rápido, vertiginoso y letal.

Tucu: 5. Apenas participó, pero al menos se le vio entregado y con ganas. Muy lejos todavía de su mejor versión.

Roncaglia: -. Poco que decir del otro zaguero argentino. Salió al final de todo para afianzar la victoria celeste.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS