Uno a uno: Getafe 3-0 Celta

Unzué: 3. Aseguró en la rueda de prensa previa al choque que no le asustaba la intensidad del Getafe porque sabía que el Celta podía igualarla. Ni en su peor pesadilla el navarro podría imaginarse una imagen tan deprimente. Volvieron a ser los celestes un equipo previsible, apático e incapaz siquiera de arañar a un rival que no tuvo que emplearse a fondo para aguantar los escasos ataques olívicos. Unzué volvió a estar lento con los cambios, con un equipo que no funcionaba desde el minuto 20. Unos cambios que, como empieza a ser costumbre, apenas variaron el paisaje.


Rubén: 5. No fue el principal culpable de la debacle en Getafe, si bien en el tercer gol puede hacer bastante más. Aprueba por dos grandes paradas de mérito.

Jonny: 4. Mediocre, como todo el equipo. Desatinado en defensa y sin demasiada presencia ofensiva.

Sergi: 5. Mantuvo el nivel, sin grandes alardes. En el estropicio generalizado que suele ser la línea defensiva, el catalán se mantiene quizá como el más fiable de los centrales.

Roncaglia: 3. Pobre nivel del argentino, una jornada más. Nula salida de balón y excesivos errores de concentración atrás.

Hugo Mallo: 5. Sin ser un gran partido, mantuvo, en su ya sempiterna regularidad, el nivel que se espera de él. De los más activos en lo ofensivo.

Lobotka: 6. En su haber está el único lanzamiento a puerta del Celta en todo el partido. Fue mediada la primera parte y desde fuera del área. No lo bordó el eslovaco pero lo hizo todo con sentido.

Wass: 4. Demasiado fallón, desacertado en la presión y errático a la hora de asociarse con sus compañeros. Sus centros apenas generaron peligro y, aunque fue de los que más apareció, casi siempre lo hizo con desacierto.

'Tucu' Hernández: 2. Terrorífico partido del chileno. Desconectado desde el minuto uno, sin influencia en el juego ofensivo y sin claridad a la hora de sacar el balón jugado. En lo defensivo, la cosa no fue ni mucho menos por otros derroteros. 

Aspas: 5. No fue, ni de lejos, el día del moañés. En un error suyo en la entrega llegó el primero de los azulones. Incombustible, como siempre, en la entrega y en el esfuerzo. Bajó a recibir, organizó ofensivas y buscó las cosquillas al férreo sistema de Bordalás. Sin éxito.

Maxi: 5. Como Iago, no estuvo acertado, a pesar de ser uno de los más activos. Peleó con los centrales, buscó huecos pero se encontró siempre con una red insuperable.

Pione Sisto: 4. Preocupante el rendimiento del danés en los últimos partidos. Arrancó bien en Getafe pero se fue diluyendo con el paso de los minutos. Desapareció pasados los 20 minutos a pesar de que su lateral estaba amonestado.


Radoja: 5. Mejoró el rendimiento del 'Tucu' -no era complicado-, pero apenas pudo cambiar la dinámica del partido.

Emre Mor: 5. Sin casi incidencia. Apenas dos jugadas individuales, de nivel, que acabaron con él en el suelo.

Lucas Boyé: -. 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS