Las claves previas a 'O Noso Derbi'

Cada vez falta menos para que todas las miradas del fútbol gallego se centren en el estadio de Riazor por la disputa del derbi gallego, conocido desde hace unos años hacia aquí como “o noso derbi” (sábado, 18.30h - BeIn Sports).

Los equipos que dirigen Juan Carlos Unzué y Cristobal Parralo llegan más parejos en la clasificación de lo que las sensaciones de uno y otro equipo puedan producir a sus aficionados. Con los coruñeses en puestos de descenso de forma provisional, el Celta se encuentra solamente tres puntos por encima, por lo que una victoria local podría poner a los vigueses al filo de los puestos de peligro. ¿Cuáles son las claves del encuentro?

1. Dos estilos distitos
Mientras Unzué evolucionó su estilo de un 4-3-3 clásico a un 4-4-2 para potenciar lo mejor de un Iago Aspas que empezó la temporada lejos de su mejor nivel; el Deportivo sigue buscando su estilo tras empezar la temporada con Pepe Mel y la llegada de Parralo tras la destitución del primero.  Cristobal, que apuesta por el 4-3-3 o el 4-2-3-1 en función del rival, tiene varias dudas a la hora de confeccionar su once, como el inquilino del lateral izquierdo a quién estará en el ataque deportivista. Por el contrario, Unzué tiene claro su once tipo y será el que alineará si no hay sorpresas de última hora.
 

2. La vuelta de dos pilares básicos
Iago Aspas y Hugo Mallo se perdieron el último encuentro de Liga ante el Villarreal y el Celta notó mucho su ausencia, en especial la del moañés. La presencia de Aspas, quien parece haberse soltado por fin en los derbis, otorga otro carácter al Celta y hace estar a las defensas rivales más pendientes de él, provocando así más espacios para la llegada de los hombres de segunda línea. El retorno del Mallo permitirá a Unzué alinear a su defensa de gala, la formada por Rubén bajo palos, Mallo, en la derecha, Cabral y Sergi en el centro de la zaga y Jonny en el costado izquierdo.

3. La efectividad de cara a puerta
El talento ofensivo de ambos conjuntos es notable, en especial en el caso del Celta, que suma unos números propios de un equipo de la zona media-alta de la tabla (27 tantos) por los 18 que lleva el Deportivo, que necesita más tiros para perforar la meta rival (casi 12). En cambio, el Celta traduce ese peligro en gol, anotando cada 7 disparos a puerta. Iago Aspas y Maxi Gómez representan el peligro ofensivo del Celta. El canterano suma 9 tantos en lo que va de Liga, a lo que hay que sumarle dos asistencias. Maxi suma tan sólo un tanto menos que Aspas y el mismo número de asistencias. A estos dos, hay que sumarles el peligro de Pione Sisto, que suma 2 tantos en Liga, pero es el máximo asistente de la competición, con 9 pases de gol. Estos datos contrastan con los del Deportivo. Con Lucas Pérez como máximo goleador (4 tantos), sólo Adrián parece su socio en ataque (3 tantos). Por suerte para los herculinos, la aportación goleadora de Borges  (3) o Schär (2) entre otros les ha permitido aumentar su tasa de goles esta temporada.

 

4. La línea defensiva
La retaguardia es el punto débil de ambos conjuntos. Tanto Celta y Deportivo tienen en los despistes defensivos a su mayor rival. En contra del Celta encontramos los despistes defensivos, la espalda de sus centrales - conocidos por su escasa velocidad - y la de sus laterales, acostumbrados a jugar en campo contrario, lo que aprovechan sus rivales para el juego por banda. En cambio, el deportivo parece haber encontrado en Schär y Sidnei una pareja que va a más, pese al problema en los laterales, poco fiables en transiciones defensivas. Capítulo aparte merece la portería. Ambos equipos han tardado en encontrar estabilidad bajo palos, pero, parece que al fin, con Rubén Blanco y Rubén Martínez, ambos técnicos han encontrado a sus respectivos guardametas tras un inicio inestable.

Además de los puntos previamente mencionados, el banquillo y las variantes que ofrezcan ambos técnicos desde la banda decantarán el partido de un lado u otro. Un duelo que es más ajustado de lo que indica la clasificación a simple vista.

 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS