Apuntes del Eibar 0-4 Celta

Analizamos, en 6 claves, lo que nos dejó la contundente victoria del Celta en Ipurúa.

1.- Imperial ‘Tucu’. Los titulares se los llevó merecidamente Pione Sisto, que fue decisivo, pero el jugador chileno fue el sustento de un Celta que necesitaba una victoria de este calibre para disipar las dudas que aparecieron tras el empate y la imagen ante el Getafe. Mandón en el centro del campo, impuso su ley en un terreno no propicio para ello. Derroche de esfuerzo y criterio. Fue el eje sobre el que pivotó un equipo, el de Unzué, al que le está costando asimilar su nueva identidad. Mientras lo consigue, el centrocampista chileno asegura solidez y dominio en la medular.

2.- El guante de Pione. 2 asistencias y un gol, que casi valía también como asistencia. Tremendo el acierto del internacional danés, que fue un auténtico tormento de cabeza para Capa. Anclado en la izquierda, supuso en muchos momentos una bombona de oxígeno en la salida de balón ante un Eibar que intentó trabar el juego por dentro. En su debe, las incontables pérdidas de balón y las pocas decisiones buenas que tomó en sus conducciones. Alguno de sus compañeros se lo quería comer...

3.- ¿Pizarra de Unzué? Pocos, por no decir ninguno, hubieran apostado a una goleada en Ipurúa llegando casi todos los goles desde el balón parado. Porque ni al Celta se le ha dado nunca bien el campo eibarrés ni son los celestes unos especialistas de esas artes. Más bien todo lo contrario. Falló mucho la defensa armera ayer, pero quizá los ejercicios tácticos del navarro –especialista en el Barcelona- comiencen a surtir efecto.

4.- Sin fluidez. No era Ipurúa el mejor terreno posiblemente para que los celestes recobraran otra vez el pulso al buen fútbol. Lo cierto es que, cuando en el marcador ya campaba el 0-2, los de Unzué apenas habían mandado en el partido. Fue el Eibar quien, hasta los goles olívicos, puso el fútbol y las ocasiones. Incluso con el 0-2, los vascos aprovecharon la preocupante endeblez defensiva viguesa para rondar el gol. Les faltó el punto de suerte que tuvo el conjunto visitante.

5.- La problemática posición de Iago Aspas. El debate puede ser largo y con muchas aristas, no cabe duda. Pero ver a la estrella del conjunto vigués tan alejado del área no es un buen síntoma. Iago necesita oler el gol. Y el Celta no puede permitirse el lujo de que Iago viva alejado de su zona de confort, por mucho que no pase por su mejor momento. Incluso sería planteable si los de Unzué pierden más que ganan manteniendo a Maxi Gómez en la punta sacrificando en parte al ‘10’ celeste. Los números del uruguayo son incontestables pero su relación con el juego crea más dudas. No está acostumbrada la parroquia a disfrutar de un delantero tan certero como desconectado del leitmotiv habitual.

6.- Y llegó la oportunidad para Rubén. Tuvo lo que tanto esperaba. Aprovechó la semana de tres partidos Unzué para darle el relevo al de Mos, que vivió un partido bastante plácido. Apenas tuvo que emplearse a fondo, porque al descanso el partido estaba prácticamente finiquitado. Queda por ver si esta apuesta del navarro por el joven meta es flor de un día o considera que el pobre rendimiento de Sergio en este inicio de temporada es argumento suficiente como para plantear un cambio en el nombre de la portería celeste.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS