Descubriendo a Lobotka

Tras la llegada del último fichaje del Celta, Stanislav Lobotka, muchos se preguntarán quién es, qué tipo de futbolista es y qué ofrecerá, a corto, medio y largo plazo, un futbolista como el eslovaco al club vigués. Desde NoticiasCelta.com, nos hemos puesto en contacto con Tomás Martínez -periodista de Marcador Internacional- Miguel Sanz - creador de ScandiFut - y David Díaz - nordifog - para intentar encontrar respuesta a esas preguntas que pueden tener en su cabeza los aficionados celestes.

¿Cómo ha sido su progresión en la liga danesa?

Tomás Martínez: En Dinamarca no lo pude ver jugar. Sí que sé que le sentó bien el paso por el filial del Ajax, donde estuvo cedido por el Trencin (son clubes hermanados) ,y que el Nordsjaelland es un equipo que ha dado muchísima importancia a jugadores jóvenes recientemente, con una plantilla formada por futbolistas con poca experiencia que rindió bastante por encima de sus posibilidades. Yo lo he seguido más a nivel de selección sub21 porque Eslovaquia lleva unos años trabajando bien en este aspecto y cada vez se le ve más atrevido con el balón, que pide más el esférico para dirigir el juego del equipo.

David Díaz: Desde que llegó a Farum hace dos años ha mostrado un nivel bastante bueno en Superligaen. Nordsjaelland decidió formar un equipo basado en jóvenes talentos sazonados con algún jugador con experiencia. Era una apuesta atrevida pero que sacó de los chicos todo su talento. Lobotka fue de los que sobresalió en la medular. Demostró carácter y sobre todo una buena técnica con el balón. Si la pelota pasaba por sus pies, el juego de su equipo tenía mucho más calidad. Director absoluto del juego de su equipo que contaba con mucho talento en ataque para relacionarse con él.

Miguel Sanz: Lobotka llegó a la Superligaen con un cartel bastante más cercano y relacionado con ser un factor diferencial que a ser la base de una idea debido a que era un jugador en el que de primeras destacaba su conducción y su golpeo. Dicho esto, se le adjudicó ese rol de forma coyuntural -incluso cultural- sin ser consecuente con el sistema. Es decir, que si quizá no hubiese medido 170 cm y hubiese venido del Ajax podría haber iniciado de forma todavía más precoz hacia el tipo de centrocampista que es hoy: un cerebro.

¿Qué conclusiones sacáis después de la Eurocopa Sub21?

Tomás Martínez: Fue una de las sensaciones del campeonato, elegido un par de veces mejor jugador del partido. Demostró liderazgo para dirigir el juego de una selección con muy buenos centrocampistas (a Chrien, por ejemplo, lo ha fichado el Benfica; Bero ha dado el salto al fútbol turco recientemente, que para un joven eslovaco no está mal). Llamó la atención porque el escenario era complicado para Eslovaquia, porque al final supone un salto de nivel respecto a los rivales a los que acostumbran a medirse, pero no se notó demasiado. Pero en cualquier caso Lobotka demostró todo su abanico de recursos: buen pie para superar rivales en el pase, agilidad para girarse cuando recibe presionado, personalidad para participar en todas las jugadas, agresividad sin el esférico para recuperar pronto la posesión y precisión en los envíos.

David Díaz: Su rendimiento en la EUROU21 ha sido sorprendente en parte, porque no ha hecho nada que no hubiese mostrado en Dinamarca, pero se presumía que podía dudar ante una subida de nivel competitivo y no ha sido así.

¿Cómo encajaría en un esquema más posicional como un 4-3-3? ¿Sería más mediocentro o interior?

Tomás Martínez: En la sub-21 jugó siempre como mediocentro en el 4-3-3, aunque por sus características creo que también puede jugar con un poco más de vuelo como interior en el mismo esquema porque sabe conducir el balón y es ágil para girarse cuando recibe.

David Díaz: En Dinamarca ha jugado como mediocentro organizador en un 4-4-2 o 4-2-3-1 pero siempre con un perfil de jugador más defensivo a su lado. En la Euro, como MC posicional en el 4-3-3 tenía más responsabilidad defensiva que no le ha pesado, pero es cierto que Eslovaquia era un equipo bastante conjuntado donde siempre encontraba algún compañero cercano. Personalmente creo que es un jugador que disfruta con el balón y sufre bastante más si tiene que ir en su busca.

Miguel Sanz: Ha desempeñado ese rol de organizador desde el sector derecho del doble pivote de un 4-2-3-1 o en ocasiones en un 3-4-1-2, aunque cabe decir que todavía hay reminiscencias de ese jugador al que potenciar en los últimos metros. De forma tímida, pero en los encuentros ante København o rivales de tal calado en los que el margen de error es menor, siempre se le ha buscado un hueco para que accediese a los últimos metros de forma más sencilla. Por ejemplo, ante el club capitalino se ubicó sobre la izquierda para tener más a mano la conducción, el último pase o el disparo. Por último, como único pivote se le dota de un sentido en el momento en el que decida incrustarse entre los centrales y sacar el balón jugado, cosa que hará sin dificultad debido a que se suele zafar con facilidad de las líneas rivales. Aunque desde esta posición se verá superado en situaciones de juego directo o de repliegue si este es muy intensivo, a pesar de que es un jugador con una actitud -más que aptitudes- defensiva notables. Aptitudes defensivas como mediocentro eminentemente posicional no se le denotan debido a que es un jugador de robo en el 1 contra 1 más que en una intercepción. Por último, cabe añadir que al ser un jugador tan líquido quizá le cohiba el verse como un único pivote, aunque sin olvidar que se trata de un organizador con dotes para poder desordenar al rival.

¿Qué puede aportar al Celta y cómo puede ser su adaptación? ¿Podrá ser titular a corto plazo?

Tomás Martínez: En el Celta desconozco exactamente si pueden salir algunos de sus centrocampistas, pero creo que tiene el nivel para ser un habitual a medio camino entre titular y suplente en el arranque de la temporada. Sus virtudes encajan con el fútbol que practica el equipo gallego, pues mima la pelota y además es agresivo sin ella para recuperarla después de cada pérdida. Y me parece que el Europeo sub-21 demostró que es capaz de jugar en partidos de ritmo bastante elevado, que es una de las dudas razonables cuando un futbolista da un salto desde una liga como la danesa. Aun así, el salto sigue siendo importante, tiene que conocer a sus nuevos compañeros y unos rivales de unas dimensiones incluso superiores, por lo que lo lógico sería que fuera asentándose poco a poco. Algo similar a lo ocurrido con Sisto en la última temporada, por ejemplo.

David Díaz: Es un chico que ha estado en una academia de altos vuelos como la del Ajax y entiendo que eso le dará un poso. Como seguramente le haya pasado a Hjulsager, que demostró ser un muy buen jugador en la EuroU21, tendrá su periodo de adaptación a un fútbol jugado a una velocidad diferente pero por lo demostrado, puede ser un jugador muy útil en la idea de fútbol que tendrá Unzué donde el balón es el protagonista y el eslovaco es de los que le gusta eso.

Miguel Sanz: Lobotka en el Celta se encuentra en un contexto familiar debido a que el Nordsjælland goza de una filosofía similar. Teniendo esto en cuenta y que no ha mostrado problemas para imponerse en Europa, es difícil que la operación sea contraproducente tanto para el Celta como para el jugador: son muy parecidos. Ambos son expeditivos y competitivos poniendo el balón en valor.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS