Uno a Uno: Panathinaikos 0 - Celta 2

Reuters

Berizzo: 8. Se culminó la labor del ‘Toto’. El argentino llevaba un par de meses siendo discutido por su forma de gestionar el equipo con las dos competiciones, y finalmente habrá que darle la razón: el objetivo de pasar de ronda ya es real. En Grecia el Celta fue reconocible en muchos momentos, y además logró mantener su portería a cero. Los cambios funcionaron y Berizzo ya puede decir que ha llegado hasta aquí por méritos propios.


Rubén: 6. Bien el meta canterano, que apenas tuvo trabajo. Realizó una buena parada en la primera parte, pero después se mantuvo en la línea de sus últimos partidos: con baja participación. De momento, seguro.

Mallo: 7. Gran partido del capitán, que dio la asistencia del primer gol celeste, y que se dejó la piel sobre el césped ateniense. En los primeros minutos se recorrió su banda a placer, y quizás donde más erró fue en tareas defensivas.

Roncaglia: 6. El argentino sigue demostrando mantenerse a un nivel espléndido. Fue el cerrojo atrás del equipo, y formó una dupla robusta con su compatriota. Se mostró algo fallón en el pase.

Cabral: 6. Igual que su compañero en el eje de la zaga. Aunque por momentos se le vio bastante lento, él por lo menos fue más solvente con los pies.

Jonny: 6. Aunque su partido fue bueno, el canterano continúa lejos de su mejor nivel. Las clásicas internadas que antes siempre suponían un peligro, ahora se quedan en agua de borraja. Debe mejorar.

Radoja: 8. El mejor esta noche. El nivel del serbio no se detiene en su progresión ascendente. Maneja los tiempos en la medular como lo hacen los cracks mundiales, y hace moverse al equipo como un auténtico cerebro. Indispensable a este ritmo.

Tucu: 7. De menos a más el nacionalizado chileno. Acabó jugando con su brazo derecho magullado pero siendo el faro sobre el que permuta cada balón celeste. Un fenómeno.

Wass: 6. No fue el mejor partido del danés, que acabó siendo sustituido. Aunque ofrece destellos de su calidad, en esta ocasión no brilló como habitualmente hace. Lento e impreciso, pero tan necesario sus otros dos compañeros en el centro del campo.

Orellana: 5. Arregla su mal partido tomando la responsabilidad de tirar el penalti que dio la tranquilidad al Celta. Sin embargo, el chileno no fue ni una sombra de lo que es. Desubicado y sin participación en la parcela ofensiva. Tiene que ponerse las pilas.

Bongonda: 5. Su trabajo en el partido es la baza a su favor. Se dejó el alma banda arriba banda abajo peleando con su rival, pero irónicamente lució más en la defensa que en ataque. Así no.

Guidetti: 8. Genial el sueco, que aunque no firmó una actuación espectacular, por él pasaron los dos goles del conjunto celeste. Marcó el primero con un cabezazo sublime, y provocó el penalti del segundo. El resto del partido, corrió hasta quedar exhausto.


Chelo: 6. El pivote chileno lavó la cara al equipo cuando hizo su aparición sobre el campo griego. En un momento de flaqueza, Marcelo apreció para regalar la pausa y la posesión necesarias para catapultar a los vigueses hacia dieciseisavos. Bien.

Sisto: -. Hizo lo que pudo el danés con los pocos minutos de los que dispuso. Siempre deja muestras de su calidad.

Sergi Gómez: -. Se unió a la fiesta en los minutos finales. No tocó balón.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS