El discreto y trascendental regreso de Radoja

Entre el jolgorio que sucedió a la contundente victoria en O Noso Derbi, la afición rememoraba los momentos decisivos en los pies de Aspas, Mallo u Orellana. El gol, en cuanto que es objetivo primordial de este deporte, secuestra la memoria colectiva y genera una neblina sobre el resto de momentos que componen un partido. Fue difícil, en el pasado, percibir la importancia de hombres como Pablo Hernández, futbolistas con consignas oscuras, grandes distancias recorridas y multitud de disputas con poco de estético. De la misma forma, un nombre debe ser reseñado como el aglomerante de este conjunto tan dado a la ofensiva, un nombre que sin llamar la atención contribuyó a doblegar al Deportivo: Nemanja Radoja.

El de Novi Sad es, para empezar, el mediocampista con mejor porcentaje de pases acertados en lo que va de campeonato: promedia un 86 por ciento. Ello, incluso ante la falta de doctores en la materia como Díaz y Hernández, que no han podido participar en varias citas. Es, continuando con este aspecto, el tercer integrante del plantel con más pases completados por encuentro (45), uno menos que su compañero tucumano; y hay que mencionar que los pases hacia delante doblan en cantidad a los que realiza hacia la meta propia, lo que implica que asume riesgos y contribuye a la creación.

A la mejora tangible en la salida de balón, donde además muestra atrevimiento para driblar a varios oponentes y zafarse de la presión alta, Radoja añade un peso específico en la recuperación de la posesión. Aunque a cierta distancia de Hernández –que hoy celebra la treintena–, el serbio acumula 35 robos de pelota; pese a lo cual, muestra mejores prestaciones en el cuerpo a cuerpo, donde tiene éxito en más de la mitad de las entradas realizadas. Contabiliza solamente una tarjeta amarilla en ocho fechas.

Sin restar un ápice a la labor de Pablo Hernández como referente en el centro del campo de Berizzo, no es menos cierto que Radoja es el nexo entre esta parcela y la línea defensiva; un nexo que contribuye con ayudas y persecuciones, providencial para corregir los desajustes y atar en corto a los rivales que aparecen entre líneas. Durante el derbi, el dorsal seis cercenó la línea de suministro entre el doble pivote del Deportivo y los efectivos en vanguardia, con una colocación excelsa que llevó al rival a la precipitación y la desesperación. Poco se supo de Bruno Gama o Babel, mientras que Fajr tan sólo pudo aprovechar el excesivo celo del colectivo celeste a balón parado. La circulación de los coruñeses fue anecdótica. 

Radoja lleva tiempo creciendo en todos los sentidos. Se trata de todo un ejemplo de versatilidad, ya que dependiendo de las condiciones del encuentro asume un rol más o menos defensivo; además, ha probado en diversas ocasiones su capacidad para desenvolverse cerca del área contraria, con habilidad técnica y confianza para realizar gestos con evidente signo ofensivo. Cada vez es más fiable en todas las circunstancias, con regularidad en el transcurso de los noventa minutos. Esta madurez le ha permitido superar una pretemporada accidentada, en la que sufrió una importante contusión en la rodilla que le obligó a postergar el estreno hasta la segunda jornada de la Liga. Un crecimiento que, por cierto, no ha pasado desapercibido: Radoja ha sido convocado por primera vez con la selección absoluta de su país. Un honor que certifica el rango de élite del joven Nemanja.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS