Uno a uno: Celta 2-0 Panathinaikos

Sergio: 7. Salvó al equipo cuando más estaba sufriendo el Celta con una doble intervención donde demostró sus reflejos bajo palos. Erró en dos balones aéreos con salidas defectuosas que no tuvieron mayores consecuencias.

Hugo Mallo: 5. Mejoró en el tramo final pero estuvo muy apagado durante toda la tarde, con problemas defensivos, dificultad en la salida de balón y limitado en lo físico.

Cabral: 6. El más correcto atrás, imponiéndose en casi todos sus duelos aunque sufrió cuando el equipo se rompía y le tocaba lidiar con su peor enemigo: la velocidad.

Fontàs: 5. Se le notó la inactividad. Lento, fácilmente superable y con serios déficits físicos propios de un periodo de lesión tan largo. Mejoró la salida de balón.

Jonny: 5. Sigue en un preocupante bajo nivel de forma. Hoy, aunque mejoró con el paso de los minutos, cometió numerosas pérdidas de balón. Fue el futbolista que más pases dio curiosamente. Participó mucho ofensivamente, aunque sin acierto.

Marcelo Díaz: 6. Bien pero desasistido. Limpio en la distribución, siempre con claridad y calidad, y especialmente empleado en la contención, lo que le impidió participar más en el aspecto ofensivo.

‘Tucu’ Hernández: 6. Brilló menos que otros días. Se le notó al chileno físicamente cansado lo que mermó su despliegue ofensivo. Notable en lo táctico.

Josep Señé: 4. Mal partido del catalán, que, a pesar de participar de forma muy activa, cometió muchas pérdidas de balones y no dotó al equipo de desequilibrio en la última fase ofensiva.

José Naranjo: 4. Pobre partido del onubense que no aprovechó la oportunidad brindada por Berizzo para reivindicarse. No recibió demasiados balones, pero le faltó acierto en la asociación. Superado por Coulibaly todo el partido.

Rossi: 5. Discreto encuentro del italoamericano que sufrió en la mediapunta en un choque poco fluido y en el que el Panathinaikos colocó una telaraña en su defensa. Dejó detalles interesantes en la primera parte.

Guidetti: 7. Tuvo premio final a un gran trabajo todo el partido. Fue el único de los de arriba que de verdad generó un mínimo de peligro, fajándose con los rocosos centrales griegos y dándole un toque de imaginación a un plano ataque celeste.

Pione Sisto: 5. Atado en corto, apenas tuvo metros para correr y desequilibrar como más le gusta. Aportó, eso sí, más que Naranjo.

Wass: 7. Sin estar aún al 100% físicamente, dinamizó por completo el juego del Celta, junto a Iago Aspas. Dio la asistencia del primer gol e hizo el segundo con un lanzamiento directo espectacular.

Iago Aspas: 7. Su entrada cambió la cara al partido. Actitud y aptitud. Por la derecha y por detrás de Guidetti fue una pesadilla para el club griego.

Berizzo: 7. Puso un once sobre el césped con rotaciones moderadas, lógicas dentro del ritmo de partidos que lleva el Celta, pero la diferencia entre titulares y suplentes es demasiado evidente. Al equipo le costó construir mientras sufría atrás. Esta vez los cambios sí surtieron efecto, con la entrada de Sisto, Wass y Aspas.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS