Las claves del Celta 1 - 0 Málaga

El Celta se llevó tres puntos de un encuentro en el que nunca logró distanciarse de un sólido oponente. A pesar de que el local realizó un esfuerzo ofensivo más continuado, el arreón final del Málaga a punto estuvo de aguar la fiesta europea en Balaídos. Los boquerones nunca perdieron el centro del campo, pero fueron inferiores en eficacia ante el arco, lastrados por la falta de alternativas y la reseñable actuación de Rubén Blanco. Nolito volvió a decidir al culminar un nuevo golpe del tridente más endiablado del campeonato. 
 

Calidad y segunda línea para abrir la lata

La primera mitad tuvo color celeste. Los de Berizzo realizaron un ejercicio combinativo y de presión que terminó por desbaratar el plan del visitante. Anularon las opciones del rival, secuestraron el esférico y, con paciencia y destellos de calidad, lograron asaltar la meta defendida por Ochoa. Fue clave la aportación de Wass y Hernández desde la segunda línea, tanto en las transiciones como en la llegada al área, y ambos gozaron de oportunidades para ampliar la renta antes del descanso. 
 

Desgaste y prisas por cerrar el encuentro

Las dos líneas de cuatro del Málaga se habían mostrado eficaces en el repliegue y la basculación. Para vencerlas, los vigueses tuvieron que luchar en ambas bandas y aplicar a los centrocampistas en tareas ofensivas, con un recorrido que comprometió el aguante físico de los futbolistas. Tras el descanso, el Celta lanzó una ofensiva general; al no lograr cerrar el partido, no tuvo más remedio que ceder la iniciativa y conservar fuerzas para buscar una diana al contragolpe. El contrincante, que no había venido a especular, recogió el guante y cogió impulso de la mano de Atsu. Este escurridizo extremo aprovechó la menor frecuencia de las ayudas a Planas para asistir a Camacho en el interior del área, en la que a la postre sería la más clara de los andaluces. Rubén, resolutivo, cerró el camino a la portería con una salida medida. 
 

El recurso del Málaga

La acción descrita supuso la excepción al ataque que orquestó el visitante en el Municipal. Hugo Mallo, en puesto de central, achicó con algún apuro. Aún con la entrada del agitador Juampi, resultó imposible para los muchachos de Javi Gracia encontrar la forma de escabullirse hacia la zona de castigo. Por ello, casi todas las acciones terminaron en disparo desde la frontal del área, y ahí se impuso un seguro cancerbero. Mientras, el Celta trataba de aprovechar los espacios sin éxito. La entrada de Radoja por un exhausto Wass sirvió de escudo y dio margen para volver a presionar la salida del Málaga, que acabó el choque con honor, combatiendo por la igualada sin que le esperase premio alguno en la clasificación de Liga. 
 

Las notas

Berizzo (e.): 6

Rubén: 8 (mejor jugador)
Jonny: 7
Mallo: 6
Sergi: 7
Planas: 7
Díaz: 7
Hernández: 6
Wass: 7
Orellana: 7
Aspas: 7
Nolito: 8

Radoja 5
Guidetti - 
Drazic -

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS