La claves: Celta 1 - Betis 1

Falta de acierto

Debemos admitir, para empezar, los errores circunstanciales de este Celta. Sobre el campo de Balaídos se pudieron apreciar las ganas, la intensidad y la ambición que tiene el equipo por alcanzar su objetivo. Pero esta vez quizá se pasaron de revoluciones. Los celestes erraban pases fáciles, se desmarcaban antes de tiempo, corrían por balones a priori imposibles… El camarote de los Hermanos Marx. No obstante, esto no es óbice para haber disfrutado a ráfagas de un juego combinativo apabullante de los vigueses. En su mejor versión. Pero no fue suficiente (visto lo visto).

 

La “mala suerte”

Sí, es un tópico. Como lo de “el profesor me tiene manía”. Pero es que esta vez es totalmente cierto. Dos jugadores tocados que en la primera parte Berizzo se ve obligado a enmendar con presteza. No olvidemos que, además, venimos de una racha en la que padecemos una media de dos lesiones mensuales. Pero eso no fue todo: balones fáciles perdidos por carencia de concentración, resbalones inoportunos, faltas de entendimiento... Para más inri, en la primera oportunidad del conjunto bético, la zaga cae en una pueril ingenuidad, y  nos castiga con el marcador en contra 70 minutos. Sin hablar de todas las ocasiones desperdiciadas. Hay días que es mejor no levantarse.

 

Un Betis rácano

El conjunto verdiblanco pisaba el césped de Balaídos con sus deberes prácticamente hechos. Sin embargo, no acusó falta de actitud. Siempre tuvo muy clara su idea: pillarlos descolocados en contraataques aislados. De hecho podríamos afirmar sin temor a equivocarnos que su plan salió a pedir de boca. El Betis marcó su gol en una jugada que parecía abocada al fracaso después de varios rebotes absurdos. Después de eso, su guión se vio consolidado. El problema vino cuando hicieron del juego sucio su estandarte: pérdidas de tiempo, tanganas, agresiones fuera de lugar… Pero claro, se les permitió hacerlo.

 

Ricardo de Burgos Bengoetxea

No. No era “de Burgos”. Era de Bilbao. El árbitro designado por la Federación para este partido era de la capital de Euskadi. Precisamente hoy. Precisamente en un encuentro en el cual uno de los equipos no se jugaba ya (casi) nada, y el otro seguir aspirando a Europa. Consintió al que no se jugaba nada campar a sus anchas y jugar exactamente a… nada. Y al otro, lo entorpeció de manera sutil siempre que tuvo ocasión deteniendo el partido en acciones inoportunas con las que cualquier otro colegiado habría hecho la vista gorda. Basta ver que al equipo local le sacó el doble de tarjetas que al visitante. E incluso le anuló un gol legal.

Es obvio que, para evitar "pensamientos conspiranoicos", la Federación debería haber optado por otro.

 

Las notas

Rubén 7

Jonny 9

Sergi Gómez 7

Cabral 8

Planas 7

Radoja 4

Wass 5

Orellana 5

Beauvue 5

Guidetti 6

Nolito 6

‘Chelo’ Díaz 5

‘Tucu’ Hernández 6

Iago Aspas 5

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS